La cascada Challape y el puente del mal

Mapa, video e información al final

Luego de exigentes caminatas en Palacala y Mortero, era tiempo de dar otro paseo, pero de características más relajantes, es decir, tomar una ruta que no me provoque, ahogos, fatigas o ganas de "entregar el arpa".

Buscando en la Internet encontré 2 prometedoras opciones. La primera, la catarata de Antankallo, con una ruta parecida a la de Huanano, pero de mayor extensión; y la segunda, la cascada Challape, con una ruta, en términos coloquiales, súper huevo.

Sin embargo, algo hizo que me decidiera finalmente por Challape, un algo con forma de puente... con forma de vertiginoso puente.

El puente del mal

Mi decisión por Challape fue influida por un video en YouTube en el que se mostraba a un grupo de viajeros cruzando un altísimo puente sobre las vías del tren, frente a la cascada. 

Un acto de locura para mis estándares viajeros. Aunque, ya que últimamente ando medio loco, pues: de algo hay que morir.

El único problema, como siempre, fue buscar con quién ir, y como no quería meterme en un problema, ya sabes, por si alguien caía del puente o era atropellado por el tren, qué mejor que la compañía de mi "recia" hermana, además ella ya había demostrado valor en Mortero.

Matucana Lima
Entrada a Matucana... ¡no me digas!

Una ruta conocida

Llegar a la cascada Challape fue demasiado sencillo, sólo nos bastó ir a Chosica, y de ahí a Matucana (2398 m.s.n.m.), un pequeño pueblo ubicado a casi tres horas de Lima, tomando la atiborrada Carretera Central.

Una ruta que conozco casi de memoria, pues la he recorrido muchas veces en mis viajes a Huancayo, o a la Selva Central.

Sabes, Matucana fue tal y como me la imaginé... perdón, corrijo. Fue tal y como la vi en el Google Street View, que previamente había usado para recorrer cada calle del pueblo.

Bendita sea la tecnología. Ya para qué viajar, dirán algunos.

Pero, no es lo mismo, porque además de ver, uno tiene que sentir, oler y escuchar el lugar que se visita. Como mi hermana y yo en Matucana, que nos recibió con abundante ruido y agitación. 

El pueblo estaba de aniversario, y un desfile había interrumpido el sosiego que yo tanto buscaba.

Ni en un pueblito puedo tolerar las muchedumbres, aún si estas son "muchedumbrecitas", pero no me importó, porque mi plan principal era llegar a la cascada Challape, y tomar fotos al peligroso puente de la vía férrea. 

El  plan B era ir a la cascada Antankallo, recorrido que cancelamos por falta de tiempo.


Plaza de Matucana
En la plaza principal de Matucana, harto ruido

Calles de Matucana
Matucana es un pueblo muy limpio

Y a la hora del bitute

Nos quedamos sin tiempo porque llegamos a Matucana pasado el mediodía. Tuvimos muchos retrasos en el camino desde Lima, tantos, que tampoco hubo tiempo para recorrer el pueblo de extremo a extremo. Además, a esa hora la panza ya pedía comida. 

Fue un alivio encontrar muchas opciones para comer rico y barato en Matucana. 

Nosotros almorzamos en un modesto restaurante a 7 soles el menú, que traía sopa, segundo y un postre, muy bueno para alguien que no es muy exigente, y estaba cerca a la plaza principal.

Saciada el hambre, tuvimos un toque de suerte, pues, el implacable sol que amenazaba con convertir nuestra  "juvenil" piel, en piel de leprosa de Ben-Hur, había sido vencido por unas densas y algodonosas nubes al salir del restaurante. 

Eso hizo que nuestra caminata fuera mucho más llevadera.

Restaurante en Matucana
Lo que comes en Las Vegas, se queda en Las Vegas ¿😐?

Matucana
... y ahora hacia el puente Challape

Esquivando trenes a lo Matrix

De Matucana son apenas unos 3 kilómetros de relajada caminata hasta el puente de la vía férrea, pasando por el pueblito de Huariquiña, lugar en el que tomamos las vías del tren.

Ya en las vías, el mayor temor de mi hermana era que apareciera el tren sin previo aviso.

Yo trataba de minimizar la peligrosa situación para que ella no se pusiera nerviosa, sin embargo, por dentro yo estaba igual de asustado, al ver que en ciertos sectores de la ruta, el espacio para ponerse a salvo no existía.

Huariquiña
Pasando por Huariquiña...

Por aquí se baja a las líneas del tren
... por donde se baja a las líneas del tren...

Quizás, en las fotos no se pueda percibir, pero mientras caminábamos cautelosos sobre las líneas férreas, fueron apareciendo a los lados de ésta, gran cantidad de bolsas de basura, plásticos, botellas de cerveza rotas, desmonte... jaurías de perros.

Por un momento, pensé que nos cruzaríamos con un loco drogado o cosas así...

Sí. Tuve más miedo encontrarme con otro ser humano, que con el bendito tren. Pero descuida, no hay peligro.

Cerca al puente de Challape
Sobre las líneas del tren

Líneas del tren
Mirando hacia atrás por si las moscas

Llegando al puente

Luego de mucha tensión llegamos al puente, y lo primero que salta a la vista es el letrero de advertencia que dice, y lo coloco así para llamar tu atención:


Se prohíbe pasar por el puente

Agradezco la preocupación de mi hermana, y su insistencia para que no cruzara el puente, pero no pensaba hacerle caso. 

Lo que me detuvo fue el vértigo, y luego el pánico, cuando vi el gran espacio de separación entre los barrotes, además, ¡ojo con esto!, muchos de estos no estaban fijos, se movían los condenados barrotes. ¡Ah no! ¡allí sí desistí de cruzar!

Puente Challape
El puente cerca a la cascada Challape, no lo cruces

Puente Challape
Sólo quedaba sentarse cerca y tocar algunos acordes

El mayor temor seguía siendo el tren, las fotos sobre el puente las tomamos en un estado de estrés constante.

"¡Ya sal de ahí!", gritaba mi hermana. Yo estaba tranquilo porque sabía por la información que encontré en la Internet, que el tren no va a mucha velocidad sobre los puentes, o cerca a zonas pobladas, sumado al bocinazo que el tren emite con anticipación para avisar a los que deambulan sobre las vías.

¡Atención caminante! esto es importante. Justo después de tomarnos las fotos sobre el puente, y ya cuando bajábamos con dirección a la cascada, apareció, cual fantasma, una pequeña locomotora sin vagones. Esta iba a una velocidad peligrosamente excesiva, y no emitió ninguna advertencia sonora. 

Haciendo los "cálculos", hubiera sido imposible esquivarla cuando me encontraba en plena "sesión de fotos" sobre el puente, es muy peligroso. Con cuidado, por favor.

Puente Challape
Bajando para ir a la cascada de Challape, justo después apareció la pequeña locomotora


Puente Challape desde la cascada Challape
El puente desde la cascada Challape

Bajando hacia la cascada

La parte "extrema" del paseo había concluido, y sólo nos bastaba bajar por el resbaladizo sendero al costado del puente para llegar a la cascada, que ya es visible desde este punto.

Ya en la cascada, nos llamó la atención una endeble y destruida construcción de piedra que se encuentra justo delante de ella, y que le quita el encanto.

Parecían ser los restos de un puente. Luego averiguamos que aquellas ruinas son los restos de una presa que contenía el agua del riachuelo para ser aprovechado por los agricultores, y que lamentablemente para ellos, fue destruida por un huaico muchos años atrás.

En los alrededores también vimos varios claros donde es notoria la presencia de campistas que suelen pasar la noche allí. Ceniza, restos de botellas y bolsas de plástico completan el perfil de algunas personas escasas de inteligencia, que sólo van a malograr el campo. Cuidemos este lugar por favor.
    
Cascada Challape
La cascada Challape, ¿poca agua? Fui en temporada seca


Cascada Challape
Posando como los machos

Qué te puedo decir estimado lector. Ir a la cascada Challape se convirtió en un bonito día de campo compartiendo tiempo con mi hermana. Fue un relajado paseo muy recomendable para los que no quieren caminar mucho, pero que quieren algo de adrenalina. 

Lo mejor es ir temprano para disfrutar también del pueblo de Matucana y la cascada de Antankallo si somos chasquis, cosa que no pudimos hacer nosotros por tardones.

Sólo queda pendiente ir a la cascada de Antankallo. Bueno, mucho bla bla bla, ahora sí, te dejo la información para llegar a la cascada. ¡Vamos ahí!

Cascada de Challape y Matucana en video

Cómo llegar a la cascada Challape:

- Para ir a Challape primero debes ir a Chosica, en las famosas pero peligrosas combis llamadas "Los Chosicanos", que cobran entre 3 y 4 soles desde el Paseo Colón, en el Centro de Lima. El viaje dura algo más de una hora y media.

- En Chosica, tienes que bajar en el parque Echenique (todas la combis pasan por ahí), de allí parten otros buses que van hasta Matucana, la duración es casi igual, una hora y algo, y cobran 4 soles.

- En Matucana hay restaurantes de diversos precios, desde 7 a 15 soles, no encontré más baratos.

- Para llegar al puente, debes de partir desde Matucana (hacia el oeste, es decir, para abajo) y tomar la antigua carretera central, es fácil reconocerla ¡es el único camino! pero llegando al poblado de Huariquiña debes tomar las líneas del tren.

- No es necesario llegar hasta el centro mismo de Huariquiña, cuando pases una señal de "cruce del tren" bajas a los rieles que ya son visibles, y continúas por ellos hasta llegar al puente.

- Recuerda ser cuidadoso, el tren siempre toca la bocina, es tan fuerte que se puede escuchar a cientos de metros, pero esas pequeñas locomotoras que mencioné, son silenciosas y veloces, procura ir en silencio para estar atento.

- Para llegar a la cascada debes de seguir un empinado y angosto camino al lado del puente, es resbaloso así que con mucho cuidado.

- Si quieres acampar, hay una zona pasando una enormes rocas donde hay sitios llanos para que puedas colocar la carpa. Recuerda cuidar el lugar.

- Si eres igual de miedoso que yo y no quieres regresar por las vías férreas otra vez, puedes seguir el curso del riachuelo y bajar hasta llegar a la antigua carretera central, es un camino bastante pedregoso pero no hay tren.

- Por último recuerda que el pasaje suele subir hasta un sol más los domingos, yo fui un sábado así que no tuve ese problema.

Si deseas compartir tu experiencia en los comentarios, adelante, te leo. ¿llegaste a cruzar el puente? 😊

Buen viaje.

Mapa de Recorrido a la cascada/catarata Challape

Nota:

Sobre el nombre de la cascada, algunos la llaman cascada de Challape o catarata de Challape, y otros sin el "de". 
Para mí, sea con o sin el "de", Challape, al igual que Antankallo, Palacala, y Mortero son caídas de agua pequeñas, así que la palabra que mejor se adecua a ellas es CASCADA y no CATARATA.


Compartir:

6 comentarios:

  1. !buenaa guitarra viajera!!! por lo menos asi conozco algo de Matucana.
    tus emociones sobre la vía férrea, el puente...huy..felizmente eres joven
    y puedes correr...

    ResponderEliminar
  2. hola yo quiero ir al puente austisha o al de challape junto con los toboganes de songo pero ire en abril. en ese mes esta lloviendo?
    ayudame please!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Qué tal. Primero déjame recomendarte algo. Ve a cada uno de esos lugares un día por vez, para que puedas disfrutarlos con tranquilidad.
      No preocupes por las lluvias, en abril casi no llueve, y toda la temporada seca dura hasta fines de noviembre.
      Buen viaje. 😊👍

      Eliminar

Suscríbete