Herramientas para el viajero de hoy: Celulares

Siempre me he preguntado: cómo habrán sido los viajes antes de la aparición de los celulares inteligentes. Ya que yo no he vivido la experiencia de viajar de modo... ¿cómo llamarlo?, ¿"analógico"?

¡Aguarda! espera un momento. Claro que sé cómo es eso.

¡Caramba! las lagunas mentales son cada vez más frecuentes a mi edad, creo je je je.

Y no requiero remontarme hacia fines de la década de los noventa del siglo pasado cuando viajaba con mis padres, sino al 2010 cuando tuve mi primera experiencia viajando por varios meses por el Perú y Ecuador.

Viajando con celulares, antes y después 

Aún recuerdo mi celular de aquella época, un pequeñísimo ZTE que tenía teclado físico y una camarita que hacía fotos y video de paupérrima calidad, ¡pero vamos! para mí era lo más asombroso del mundo.

Y aunque ya habían celulares muchos mejores que mi modesto celu, en aquel viaje para lo único que sirvió mi ZTE fue para estar en contacto, vía llamada telefónica, con mi preocupada familia.

Al día de hoy me arrepiento de haber viajado de esa forma tan "salvaje" por llamarlo de algún modo, ya que no llevé ni cámara fotográfica, ni videocámara, ni computadora, y las únicas fotos y videos que registraron tan tremendo acontecimiento viajerístico fueron las que tomó mi novia de entonces.

Fotos y videos que lastimosamente perdí, como su amor. 😅

Después de tan dolorosa experiencia no perdí el tiempo y me compré una cámara fotográfica compacta para no perder ningún recuerdo viajero, y además me sirvió para publicar mis primeras entradas en este blog allá por el año 2014.

Mi nuevo celular seguía siendo un ZTE (esto ya parece publicidad para la marca) pero éste ya contaba con pantalla táctil y con la reducida capacidad para instalar algunas aplicaciones como Facebook (que funcionaba mal) o Twitter.

Todo parecía ir bien hasta que en un viaje me crucé con un viajero que tenía un modernísimo celular de gama alta que le permitía subir al instante sus fotos y videos al Instagram. Ya que al igual que yo, este viajero tenía un blog y una comunidad de seguidores a los que mantenía informados en tiempo real en cada viaje que realizaba.

Ver el dinamismo de ese viajero en las redes sociales fue quizá lo que me motivó a tomar más en serio la utilidad de los celulares en los viajes, y me puse a investigar con más detalle sobre sus capacidades, funciones y precios.

Y tuve que comprarme otro, por cierto. 😀

Celulares
Pero tenía el juego de la culebrita

Mi celular, mi percebe

Actualmente los celulares no sólo sirven para estar en contacto con una comunidad virtual mediante fotos, videos o transmisiones en vivo, si la tuvieses. Sino también como multi herramienta muy útil para cualquier viajero anónimo.

Porque comprarse un buen celular es ahorrarse de comprar muchas cosas, pues los celulares son también cámara fotográfica, videocámara, radio, reproductor de música y video, computadora, mapas, brújula, traductor portátil, consola para videojuegos, micrófono para grabar tus temas musicales en la ruta, y también puede convertirse en guitarra, batería o piano, y muchas otras cosas que tal vez estoy olvidando.

Yo no soy un experto para recomendar alguna marca o modelo de celular en específico, así que si quieres un equipo que no te vaya a decepcionar, lo mejor es investigar en la Internet sobre qué celular se adecúa mejor a tus necesidades viajeras o no viajeras.

Yo por lo pronto estoy conforme con mi celular, cambié a un Samsung, pero debo ir mirando la vitrina de venta de celulares otra vez para ir pensando en obtener uno nuevo pues un viaje largo puede asomarse de repente, y debo estar preparado.

Nos vemos en las redes. 😉


Comentarios

Entradas populares