Viajar solo. Una guía para viajeros ermitaños

Viajar solo es una de las mejores formas de conocer el mundo, de descubrir nuevas culturas, de hacer amigos y de crecer como persona. 

Sin embargo, también puede ser un reto, especialmente si es la primera vez que lo haces o si tienes algunas dudas o miedos. 

Por eso, en este artículo te vamos a dar algunos consejos y herramientas para que viajes en soledad con seguridad, confianza y diversión.

Empecemos:

- Planifica tu viaje con antelación, pero deja espacio para la improvisación 

Es importante que tengas una idea general de tu destino, de los lugares que quieres visitar, de los medios de transporte que vas a usar y de los alojamientos donde vas a dormir. Esto te ayudará a ahorrar tiempo, dinero y posibles problemas. 

Sin embargo, no te obsesiones con seguir un itinerario fijo, sino que déjate llevar por el momento, por las recomendaciones de otros viajeros o de los locales, y por tu propia intuición. Así podrás disfrutar más de la aventura y de las sorpresas que te depara el camino.

- Infórmate sobre la cultura, las costumbres y las normas del lugar al que vas 

Viajar solo implica adaptarse a un entorno diferente, que puede tener unas reglas, tradiciones y valores distintos a los tuyos. 

Por eso, es conveniente que investigues un poco sobre el país o la región que vas a visitar, que aprendas algunas palabras básicas del idioma local, que respetes las creencias y las formas de vida de la gente, y que evites los gestos o las actitudes que puedan resultar ofensivos o irrespetuosos. 

Así podrás integrarte mejor, evitar malentendidos y conflictos, y enriquecerte con la diversidad.

- Empaca lo esencial, pero no te sobrecargues 

Viajar en solitario significa que tendrás que cargar con tu equipaje todo el tiempo, así que es mejor que lleves lo imprescindible, pero no te falte nada. Haz una lista de lo que vas a necesitar, teniendo en cuenta el clima, la duración y el tipo de viaje que vas a hacer. 

Escoge una mochila o una maleta cómoda, resistente y ligera, y distribuye el peso de forma equilibrada. Lleva ropa y calzado adecuados, un botiquín de primeros auxilios, un kit de higiene personal, documentos y dinero en efectivo, y algún objeto de valor sentimental o de entretenimiento. 

No olvides dejar algo de espacio para los recuerdos que puedas comprar o recibir durante tu viaje.

- Cuida de tu seguridad, pero no te dejes llevar por el miedo 

Viajar solo implica asumir algunos riesgos, pero también tomar algunas precauciones. Antes de salir, deja una copia de tu pasaporte, de tu seguro de viaje y de tu itinerario a alguien de confianza, y mantén el contacto con esa persona de forma regular. 

Durante el viaje, guarda tus objetos de valor en un lugar seguro, no confíes en extraños que te ofrezcan ayuda o te inviten a algo, no camines solo por zonas oscuras o peligrosas, y no consumas drogas o alcohol en exceso. 

Sin embargo, no te dejes paralizar por el miedo, sino que confía en tu instinto, en tu sentido común y en tu capacidad de resolver problemas. Recuerda que viajar solo también es una oportunidad de superar tus temores y de fortalecer tu autoestima.

- Disfruta de tu soledad, pero no te aísles

Viajar solo te permite tener un tiempo para ti mismo, para reflexionar, para relajarte, para hacer lo que te apetezca, y para conocerte mejor. Sin embargo, no te encierres en tu burbuja, sino que abre tu mente y tu corazón a las personas que te encuentres en tu camino. 

Habla con otros viajeros, con los anfitriones, con los guías, con los comerciantes, con los niños, con los ancianos… Escucha sus historias, comparte las tuyas, aprende de ellos, ríe con ellos, ayúdales si puedes, y déjate ayudar si lo necesitas. Así podrás hacer amigos, crear recuerdos, y vivir experiencias inolvidables.

viajar solo

Herramientas para viajar solo:

- Aplicaciones móviles

Hoy en día, existen muchas aplicaciones que te pueden facilitar la vida cuando viajas solo. Algunas de las más útiles son:

  • Google Maps: te permite ubicarte, trazar rutas, explorar lugares, y descargar mapas offline.
  • Google Translate: te permite traducir textos, audios, imágenes, y conversaciones en tiempo real.
  • Skyscanner: te permite buscar, comparar, y reservar vuelos baratos.
  • Booking: te permite buscar, comparar, y reservar alojamientos de todo tipo.
  • Couchsurfing: te permite alojarte gratis en casas de locales que te ofrecen un sofá, una cama, o un espacio para dormir.
  • Hostelworld: te permite buscar, comparar, y reservar hostales, albergues, y hoteles económicos.
  • Airbnb: te permite alquilar habitaciones, apartamentos, o casas enteras de particulares.
  • Uber: te permite solicitar, pagar, y valorar servicios de transporte privado.
  • BlaBlaCar: te permite compartir coche con otros viajeros que van al mismo destino que tú.
  • TripAdvisor: te permite consultar, valorar, y recomendar lugares de interés, restaurantes, actividades, y tours.
  • Lonely Planet: te ofrece guías de viaje, consejos, y recomendaciones de expertos y viajeros.
  • Meetup: te permite encontrar y unirte a eventos, grupos, y actividades de tu interés en tu destino.
  • Tinder: te permite conocer y ligar con personas que se encuentran cerca de ti.

- Libros y revistas 

Si te gusta leer, puedes llevar contigo algunos libros o revistas que te inspiren, te entretengan, o te informen sobre tu destino. Algunos ejemplos son:

  • El arte de viajar, de Alain de Botton: un ensayo filosófico que reflexiona sobre el sentido y el placer de viajar.
  • Viajes con Heródoto, de Ryszard Kapuscinski: un libro de memorias que narra las aventuras y los aprendizajes del autor como reportero en distintos países.
  • Comer, rezar, amar, de Elizabeth Gilbert: una novela autobiográfica que cuenta la historia de una mujer que decide viajar sola por Italia, India, y Bali tras su divorcio.
  • Into the Wild, de Jon Krakauer: una biografía que relata la vida y la muerte de Christopher McCandless, un joven que renunció a todo para vivir en la naturaleza.
  • El alquimista, de Paulo Coelho: una fábula que narra el viaje de un pastor que busca su destino y su tesoro.
  • National Geographic: una revista que ofrece reportajes, fotografías, y vídeos sobre naturaleza, ciencia, historia, y cultura.
  • Traveler: una revista que ofrece artículos, consejos, y propuestas sobre destinos, experiencias, y tendencias de viaje.

- Cámara y cuaderno

Si te gusta capturar y guardar los momentos de tu viaje, puedes llevar contigo una cámara y un cuaderno. Con la cámara, puedes tomar fotos o vídeos de los paisajes, las personas, y las situaciones que te llamen la atención. 

Con el cuaderno, puedes escribir tus impresiones, tus emociones, tus reflexiones, y tus anécdotas. Así podrás crear tu propio diario de viaje, que te servirá para recordar, para compartir, y para aprender de tu experiencia.

Conclusión

Viajar solo es una de las experiencias más enriquecedoras que puedes vivir. Te permite conocer el mundo, conocer a otras personas, y conocerte a ti mismo. Sin embargo, también requiere de una buena planificación, de una buena adaptación, y de una buena actitud. Por eso, en este artículo te hemos dado algunos consejos y herramientas para que viajes solo con seguridad, confianza y diversión.

Recuerda que viajar solo no significa viajar aislado, sino viajar abierto. Abierto a las oportunidades, a las sorpresas, a los desafíos, y a los aprendizajes que te ofrece el viaje. Abierto a ti mismo, a tus sueños, a tus miedos, y a tus potencialidades. Abierto a los demás, a sus historias, a sus culturas, y a sus amistades.

Viajar solo es una forma de vivir, de sentir, y de crecer. Es una forma de ser libre, de ser feliz, y de ser tú mismo. Así que no lo dudes más, y atrévete a viajar solo. Te aseguramos que no te arrepentirás. 😊

Espero que este artículo te haya gustado y te haya servido de inspiración para tu próximo viaje en solitario. Si tienes alguna duda, sugerencia, o comentario, no dudes en escribirme. Y si quieres leer más artículos como este, suscríbete a nuestro blog de viajes. ¡Hasta pronto!


Comentarios

Entradas populares