Los blogs de viajes y el Todopoderoso Facebook


   Estimado lector, levanta la mano si actualmente no usas ninguna red social en la Internet, ¡vamos arriba!, ¿no?, bueno, no estás solo. Hoy es muy raro encontrar a alguien que no pase parte de su vida pegado al Facebook, Twitter, Instagram o Snapchat.

   ¡Espera un momento!, ahora que recuerdo, en mi círculo de "amistades analógicas", hay aún una persona que no ha caído bajo el hipnotizante poder de las redes sociales. Quizá deba hacerle una entrevista, ya que debe ser una especie en peligro de extinción, tal vez hasta use un celular Nokia 1100, ¡quién sabe!

   En mi caso, mi obsesión por las redes sociales se remonta al 2005 con el desaparecido MySpace, una de las primeras redes en tener éxito a nivel mundial, ¡oh!, me voy a poner muy nostálgico justo ahora, ¡tantos recuerdos!, tantos que podría abrir otro blog sólo para contar las anécdotas y cosas locas que ocurrieron allí. Sería divertido.

   Añoro ese ambiente de ingenuidad e inocencia que se respiraba entre sus usuarios en aquellos tiempos. Lo sé, quizá exagero. Pero era como si todos hubiésemos estado asombrados con esta nueva tecnología, que nos permitía compartir parte de nuestra vida con amigos y extraños. Conocí muchas personas del otro lado del mundo en el MySpace, algunas tan importantes, que hasta el día de hoy, tienen un lugar especial en mi corazón, ¡imagina!

   Pero nada dura para siempre, y con los años, el MySpace se transformó con rapidez en una ventana para la superficialidad y el engaño. Su falta de adaptabilidad y la fuerte competencia del Facebook, la hizo caer en decadencia velozmente. Hoy no queda nada de lo que fue, y a mutado a una web que asemeja a Bandcamp o Soundcloud (redes para músicos).

Los blogs de viaje y el Facebook
   
Como un "virus" que se extiende  

   Todo fue amor a primera vista cuando creé mi primera cuenta en el Facebook el 2008. En aquellos tiempos me pareció una red social muy novedosa, y se veía seria y formal. Esa combinación del azul y blanco era tranquilizadora. A diferencia del MySpace, que en esos años se había vuelto tan pacharaco (de mal gusto), con casi todos los perfiles de los usuarios cien por ciento "personalizados". 

   Lastimosamente, no hizo falta que pasara mucho tiempo para ver al Facebook mutar también en una nueva y moderna versión del emético Hi5. Me refiero a ser una muestra de lo peor del ser humano. Situación que ha empeorado en la actualidad. Sólo basta ver el nivel de las publicaciones, las fotos, y los comentarios, en las diversas páginas y grupos de esta web.

   Como muchos, he "cerrado" mi cuenta muchas veces hastiado de tanta estupidez. Pero lo quiera o no, el Todopoderoso Facebook se ha vuelto una herramienta tan práctica para organizar eventos, ver noticias, compartir contenido o para quedar un fin de semana con los amigos, y si decidiera quedarme fuera de todo este universo feisbuqueano, me quedaría más aislado que monje ermitaño.


Twitter el avechucho azul


¡Oh avecilla color Pitufo! 

   La relación amor-odio hacia las redes sociales, dio un vuelco cuando en el 2013 decidí abrir un blog de viaje. Blog que con los años pasó de tener 8 visitas interdiarias, a más de 100 diariamente. Era claro que había gente leyéndome, situación que confirmé al recibir los primeros comentarios. Fue así que surgió la pregunta: ¿Cómo hago para llegar a más gente independientemente del SEO y todas esas cosas místicas del dios Google?
   
   La respuesta llegó en forma de una avecilla azul, Twitter. Esta red no era desconocida para mí. Mi cuenta en Twitter llevaba mucho tiempo creada, desde el 2009, pero tenía un problema, no sabía qué diablos hacer con ella, ni qué publicar en los escasos 140 caracteres permitidos. Todos hemos pasado por esta etapa, en la que no tenemos ningún seguidor, y nos sentimos más solos que el Llanero Solitario.

   La práctica y el tiempo hacen al maestro. Hoy no seré un "influenciador" en Twitter, pero la cantidad de seguidores de Guitarra Viajera ha aumentado considerablemente y contando. El único detalle del que me he percatado, es que a pesar de mi regular cantidad de seguidores con los cuales interactúo a menudo, estos no suelen entrar a los enlaces que yo publico en los tuits. Es decir, el Twitter no es muy eficaz para generar tráfico orgánico hacia una web.

El "Caralibro" y los blog de viaje

   "Oye, pero para qué usas el Twitter para generar tráfico hacia tu blog si esta red social ya está casi muerta. Mejor usa el Facebook", fueron los sabios consejos de otros blogueros de viaje mucho mejor informados que yo.

   Fue inevitable, debía de usar el odiado Facebook para llegar a más personas. Fue así que reactivé a regañadientes mi abandonada FanPage de Guitarra Viajera y puse manos a la obra. Primer objetivo crear una comunidad, una tribu virtual de personas que sepan de la existencia del blog.

- Los primeros meses luego de la "reactivación"

   Al inicio tan sólo tenía 5 seguidores en el Caralibro, era más ignorado que publicidad en YouTube. Sin embargo tengo que admitir mi torpeza en mis primeras publicaciones, pues me limitaba a copiar y pegar los enlaces de mi blog al Facebook, nada más. Una mala estrategia para llamar la atención de un potencial lector.

- Al octavo mes

   Por esos días yo no era tan aficionado a compartir fotos y videos en las redes. Si tomaba alguna foto o grababa un video de un viaje, era con la única intención de subirlas al blog y allí se quedaban. Pero todo cambió al ver el trabajo de Rafael Leick, bloguero brasilero de Viagem Primata. Conocí al gran Rafa en un blogtrip realizado en la ciudad de Huacho, el llamado #HuachoMilenario, organizado por la hiperactiva Lourdes de PlaceOk.

   Compartir cada situación interesante durante un viaje usando las redes sociales en tiempo real es algo que caracteriza a los blogueros en los blogtrips. Para ello es necesario contar con un celular que soporte todas las condenadas aplicaciones de estas redes, porque la aplicación del Facebook es bastante pesada, y si además le agregas el Instagram o el Snapchat, la cosa se pone peor. 

   Para el #HuachoMilenario, yo fui con mi Alcatel One Touch Pixi, ¡uf! ¡qué te puedo decir!, ese celular era una reverenda cacatúa, sólo podía usar el Twitter, porque no era compatible con nada más. Mientras, Rafael y los demás blogueros registraban, compartían y se comunicaban con su comunidad en tiempo real, ¡un éxito lo de ellos!, y un gran aprendizaje para mí.


los blogs y el facebook

Qué funciona en Facebook si tienes un blog de viajes
  
   ¡Directo al grano! La gente en Facebook es muy visual, mayormente le interesan las fotos y los videos bonitos, amenos, graciosos y con algún dato práctico que les ayude en sus viajes. Otro dato importante luego de conocer a Rafa y a Lourdes, fue la frase: "La gente no sigue blogs sigue a las personas que están detrás"  

   Es decir, que en este mundo blogueril, eres ignorado olímpicamente si no conectas con la gente. Con conectar me refiero a llevar una relación bastante fluida entre los lectores y tú, y mostrando que eres humano, tienes que decir: ¡Aquí estoy mundo!, ¡esto es lo que hago!, ¡este es mi sensual rostro!, ¡pum!, ¡autofoto aquí!, ¡autofoto allá!, ¿me explico?

   Hacer esto último es un poquitín complicado para alguien que tiene complejo de orco, pero de a pocos voy tomando confianza.

¿Eso es todo?

   ¡No!, eso no es todo, por lo menos para mí no lo es. Tomar fotos, hacer videos y mostrarte al mundo no es suficiente. Si eres alguien a quien le gusta escribir, es mucho mejor si le agregas a esa impresionante foto, alguna historia que tenga relevancia, así tus publicaciones no serán sólo unos simples álbumes. Recordemos que en el Facebook no hay limitaciones con la cantidad de caracteres.

¿Y el tráfico?

   ¡Oh, olvidaba lo principal! ja ja ja. Con respecto al tráfico que genera Facebook, debo de decirte por experiencia propia, que es mucho más efectivo que el Twitter. Por alguna razón digna de un capítulo de los Expedientes X, el público si suele dar clic a los enlaces publicados en esta red. Aún así, según el Google Analytics, mis lectores siguen llegando en su mayoría a través de las búsquedas del Divino Google. ¡Amén!

Los peligros del Facebook

   Estaba pensando colocar unos enlaces hacia otras páginas con consejos prácticos para tener más seguidores, o consejos sobre qué publicar, o cómo usar la publicidad pagada (Facebook Ads), ya que últimamente el alcance orgánico de una publicación es bastante limitado, hoy tienes que PAGAR para tener un alcance decente. Pero pensándolo bien, esos consejos fácilmente se encuentran en la Internet. Además, lo que me motivó a escribir esta entrada fue la pregunta: ¿Qué es lo que somos? ¿blogueros o "feisbuqueanos"? 

   Con la excepción de los influenciadores y de los que sólo tienen una FanPage para compartir sus viajes, he visto a muchos blogueros -yo incluido- que por dedicarle mucho tiempo y esfuerzo al Facebook, han abandonado casi por completo los blogs, o estos han perdido calidad y están ahí sólo por cumplir.

   Manejar una red social toma tiempo. Toma trabajo captar lectores, subir las fotos, responder mensajes, comentarios, editar los videos, saber a qué hora publicar o programar las publicaciones del día. Ahora imagina manejar tres redes sociales o cuatro redes sociales a la vez ¡uf! ¡me muero!

   Bueno, tampoco es el fin del mundo, es posible hacerlo, pero ¿y el blog? ¿Publicamos frecuentemente en él? Si anhelamos ser blogueros de viaje profesionales, debemos de priorizar la energía. Las redes nos ayudan, el Facebook nos ayuda, pero no perdamos la cabeza con el hijo popular de Mark Zuckerberg, dejando abandonado a nuestro propio "hijo", el blog.

   Vamos, es hora de viajar, pero recuerda: Toma foto, haz video, comparte en tus redes, pero principalmente:
      
Escribe en tu blog, crea contenido 😉
    
Gracias por llegar hasta acá. 

Un abrazo fuerte.

Compartir:

4 comentarios:

  1. Lo mejor de todo: lograr suscriptores al blog... así no dependes de Facebook, de lo que quiere mostrar y lo que no... tener un buen mailing de suscriptores te genera un público que podés manejar. Es más difícil que juntar me gusta, es cierto... pero a la largo plazo, es mejor inversión. Saludos desde Buenos Aires!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, olvidé mencionar eso, y tienes razón. Obtener suscriptores en el blog es todo un logro, pues es gente que se ha tomado un tiempo para colocar su correo y luego confirmarlo. Una demostración de que les interesa el blog. En cambio en el Facebook, es un ¡clic! ¡y ya está! ¡adiós! :D
      Trataré de centrarme en mis suscriptores también, los tengo algo olvidados :/
      Gracias por comentar Pablo. Un abrazo y que ¡viva Argentina!

      Eliminar
  2. Buen Post Marco!! Además súper entretenido!!! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias Arturo, siempre es un honor tenerte por estos ciber lares blogueriles ;) Me alegra que te haya entretenido esta entrada. ¡Un abrazo!
      Nos vemos :)

      Eliminar

Suscríbete aquí