Las Islas Ballestas, 12 años después

Información y mapa del recorrido al final 


   ¡Oh las Islas Ballestas! ¡pero que lugar tan bonito! y visitado. Creo que no hay época del año en donde no se presente algún visitante o grupos de turistas que deseen llegar a ella. Cómo no desear estar allí, si es un refugio perfecto para la vida marina, y un lugar de obligada visita para los amantes de la naturaleza y el mar.

   Aún tengo recuerdos de la última vez que visité este lugar con mi familia allá por el 2003, cuando recién entraba en mis veinte abriles, y mi gusto por viajar era casi nulo. En aquellos años las Ballestas eran conocidas -aún lo son- por tener entre sus famosos habitantes al siempre curioso y abundante lobo marino. Hay otras especies animales, como los pingüinos de Humboldt o las diversas aves guaneras. Pero siendo sincero, lo que más provoca emoción entre los visitantes son los lobos. Lo siento aves, entre mamíferos nos entendemos.

   Hoy, 12 años después, tuve la oportunidad de ir nuevamente a estas islas, gracias a la invitación de la señora Isabel Iwaya y a T&T Tour Marino, el mismo operador turístico que nos llevó a un viaje de prensa a las encantadoras Islas Palomino en el Callao, hace sólo unos meses atrás (para ver ese recorrido entra AQUÍ).

No voy en lancha, voy en catamarán

   Esta vez el viaje iba a ser distinto, pues nos esperaba amarrada en el muelle una embarcación de doble casco mejor conocida como catamarán, que a diferencia de las ruidosas lanchas que la mayoría de los operadores usan, es mucho más silenciosa. 

   Quizá pueda parecer una buena idea ir en lancha, porque es veloz y además permite acercarse más a las islas, pero no es positivo para las aves y los lobos.
   Ya es sabido que estas constantes y ruidosas visitas están afectando el lugar, y nadie quisiese ver este lugar deshabitado de aquí a unos años por la migración de toda la fauna a zonas más tranquilas.

   Felizmente, algunos operadores turísticos han tomado consciencia de lo frágiles que son estos ecosistemas. Es por ello que esta empresa usa un catamarán, al que han bautizado como Mikeira. Otra ventaja de esta embarcación es su estabilidad, y su vista panorámica desde el segundo piso. Virtudes que convierten al Mikeira en un lugar privilegiado para divisar fauna marina. La tripulación nos contó que a veces, si se tiene suerte, es posible divisar ballenas.

Islas Ballestas
Muelle de Paracas, no confundir con el de El Chaco

El catamarán Mikeira... ¡oh un déjà vu!
   
   Nuestra aventura de un día se inició en Lima a las 7 de la mañana con rumbo sur. Nuestro destino era la pequeña ciudad costera de Paracas en el departamento de Ica, desde donde zarparíamos. El viaje en bus duró un poco más de 3 horas, pero la comodidad y la comida a bordo hizo que el tiempo se pasara volando.

   Cerca a las 11 de la mañana, ya en Paracas, nos embarcamos desde el nuevo muelle, puesto en funcionamiento apenas el 2014.
   Se podía ver y sentir la emoción e impaciencia en cada rostro de mis ocasionales compañeros de viaje pues ¡nos esperaban los lobos!... y las aves, claro.

   Ya sobre las aguas de la bahía de Paracas, navegamos tranquilamente mientras las lanchas nos iban dejando atrás una a una, pero no importaba, allá ellos con su alocada velocidad y su ruido. Un detalle que pude notar es que nuestro catamarán tomó una ruta distinta, más alejada de la costa, mientras las lanchas iban muy cerca a ella.

Bastante espacioso 

Bahía de Paracas
Las lanchas siempre van como si no hubiera un mañana :D

   Al salir de la bahía de Paracas, vimos al maltratado Candelabro, dibujo de misterioso origen hecho con la misma técnica que las Líneas de Nasca. Este raro signo sólo es visible desde el mar, pues se encuentra en la ladera de un cerro costero. El guía nos informó que frecuentemente éste es dañado por personas que caminan sobre él o que pasan con sus motos y cuatrimotos. Disculpen pero ¡¡¡¿qué diablos le pasa a esa gente?!!!

   Lástima que el Candelabro ya no se ve como en el 2003. Es claro el horrible daño que le hicieron aquellos innombrables pseudohumanos. Le han robado el encanto, perdió su nitidez ¡que rabia! pero bueno tuve que calmar la ira contenida y continuar con el suave vaivén del catamarán, aunque esa calma no iba a perdurar al salir de la bahía.

Sólo caperucita roja ¿y los lobos?

   Fue un poquito difícil soportar el mar agitado minutos antes de llegar a las Ballestas. Se presentaron algunos primeros síntomas del mareo en algunas personas, pero luego desaparecieron de inmediato al estar cerca a las islas. Los lobos marinos tienen ese poder curativo
.
   ¡Qué les puedo decir amigos míos! los únicos lobos de mar que vimos al llegar éramos nosotros mismos, por ser tan buenos y duros navegantes de los 7 mares que no conocen de mareo alguno ¡suéltennos una tormenta tropical que nadie nos para!

   Hablando en serio, fue extremadamente raro no ver ni un solo lobo en las Ballestas, minutos antes vimos algunos, unos 3 lobitos nadando en dirección contraria a la nuestra, alejándose de la isla. Pero ¿qué pasó?

El Dañado y restaurado Candelabro

Islas Ballestas
... y llegamos a las Islas Ballestas

   El biólogo que iba a bordo quedó tan sorprendido como nosotros. Pude notar en su expresión una gran confusión, tanto que no sabía qué decir, cuando al pasar de isla en isla, íbamos viendo ausencia total de lobos. Después de unos segundos se atrevió a darnos algunas posibles causas de tan triste panorama:

   Primera posible causa, el fenómeno El Niño. Cuya presencia ya está confirmada para este 2015 y 2016, lo que ocasiona escasez de alimento en la zona (los peces migran hacia aguas más frías).
   Segunda posible causa, actividad humana. Turismo irresponsable, pescadores que suelen matar lobos, contaminación.
   Tercera y última posible causa (que nos dio el biólogo). Esta fue algo graciosa y preocupante en aquel momento, pues dijo que los lobos predicen los terremotos, y cuando perciben un futuro cataclismo abandonan su hogar para irse a sitios más seguros.

   No fue tranquilizadora la última explicación, pero al final sabemos que son varias las causas que están provocando que la fauna de las islas, en especial la de los lobos, huyan poco a poco de las Ballestas.

Islas Ballestas
De allí se descarga el guano que se recolecta en las islas

Islas Ballestas
Esa playa debería estar llena de lobos marinos... desaparecieron

   Algunos amigos que visitaron las Islas Ballestas meses o sólo unos años atrás, ya me habían comentado sobre la baja población de lobos, yo no quería creer en el momento, ¡ahora les creo! y después de 12 años, puedo decirte con certeza que no hay lobos. Bueno, quizá también tuvimos mala suerte, no sé, pero lo que es cierto es que su cantidad no es la misma de antes.

   Lo que si tuvimos en abundancia fue comodidad, cordialidad y consciencia ecológica de parte de la gente de T&T Tour Marino, y no es por elogiarlos por haberme invitado, sino porque fue lo que sentí y vi. En todo momento hubo una prudente distancia entre la costa y el catamarán, respetando la ruta por donde nadan los delfines y ballenas. Al llegar a las islas, no hubo lobos, pero igual mantuvieron la distancia. 

   Recordemos que las islas Ballestas son una zona de crianza de los lobeznos, a diferencia de los Islas Palomino en el Callao.

Saludando como Miss Perú

Abajo nos esperaba la comida...

... y el traguito... un chilcano ¡huy!

   En resumen, fue un bonito e interesante paseo marítimo, la pasé genial con o sin lobos (creo que nosotros no tuvimos suerte ese día) pero aún así, recomiendo bastante darse una vuelta por las islas Ballestas. Puedes ir solo o en familia, y sabes, esta podrá ser una actividad de ocio pero también es una ocasión perfecta para generar consciencia ambiental en cada uno de nosotros, algo que nos hace mucha falta. 


   ¡Oh! y del servicio de la gente del tour no me puedo quejar, todo de primera. ¡Muchas Gracias!

   Si quieres más información sobre las salidas y los precios del tour a las Ballestas, les dejo los datos de la empresa T&T Tour Marino.



Correo:

ventas@tourmarinocallao.com
operaciones@tourmarinocallao.com

Teléfonos:

Oficina: 675 0844 
RPC: 9871 31966 / 94717 1835
Contactos: Cecilia Salas Cuadros y Kely Villanueva

Hasta la próxima viajeros :)


Un corto video del tour a las Islas Ballestas

Mapa del recorrido
Compartir:

2 comentarios:

  1. Ese candelabro no se ve como antes (creo que deberían cercar la zona o algo por el estilo) y las islas casi abandonadas causan una gran tristeza. Yo que pensaba ir por allá. Creo que me esperare un par de años para ver si las cosas cambian. Saludos compa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Par de años? naaa ve ahora mejor, no habrán lobos pero el viaje es bacán ;)
      Me acabo de enterar que en varias zonas del Pacífico están sucediendo hechos extraños, como muertes de cangrejos, aves y peces, parece que el fenómeno de El Niño es la causa principal de esta situación en las Ballestas, aunque igual son varias las personas que han notado escasez de lobos años atrás, así que hay otras causas... :/

      Gracias por comentar compa.

      Eliminar

Únete al guitarreo :)