Guitarra afinada hasta en la cima de la montaña


   "La práctica hace al maestro", es una conocida frase que resume muy bien la capacidad de un perseverante ser humano para desarrollar tareas complejas con tanta facilidad y fluidez, que deja a los iniciados con la boca abierta del asombro.

   Una de esas tareas o actividades es por ejemplo, tocar la guitarra, un espectáculo capaz de despertar entre los no guitarristas, una pequeña admiración al ver dominar cual mago, ese simple pedazo de madera con cuerdas.

   Pero no es fácil llegar a ese nivel. Tocar la guitarra o cualquier otro instrumento musical, además de la dificultad física (habilidad, velocidad, y coordinación en los dedos), requiere un trabajo con los sonidos, sonidos que deben de emitirse correctamente para que la ejecución del instrumento frente al ocasional público no asemeje a tortura china.

   Es por ello que el oído es demasiado importante para un guitarrista, es el principal órgano musical que tenemos, pero éste debe antes pasar por un largo proceso de aprendizaje que le permita distinguir hasta la más mínima variación tonal.

Afinando en cualquier lugar

   La guitarra es el rey de los instrumentos en la música popular, quién no ha deseado alguna vez aprender a tocar guitarra, o llevarla consigo en un viaje para obtener algún dinerillo extra, o darle quizá una serenata bajo el balcón a la amada, quién sabe. No es tarea imposible, basta tener una guitarra acústica decente, mucha paciencia y una buena dosis de motivación.

   En esta entrada no me voy a enfocar en el aprendizaje básico de la guitarra, sino en algo mucho más útil y práctico para estos alocados tiempos que vivimos: "Qué usar para afinar la guitarra mientras le das tiempo a tu oído a perfeccionarse".

   Algo muy común que ocurre a todo guitarrista de nivel intermedio es la incapacidad para afinar correctamente la guitarra usando sólo el oído. Puede haber pasado 1 año de práctica constante, y tener manos con la suficiente capacidad para pasar de un acorde a otro con relativa fluidez, pero con la afinación, ¡ay, sufrimiento total!

   Cuando yo aprendí a tocar guitarra, la única forma que tuve para afinarla correctamente, fue con el afinador electrónico, un aparato un poco voluminoso que compré en una tienda musical y que funcionaba con baterías AA, una característica no muy práctica para los viajes por cierto. El artilugio funcionaba bien, no me quejo, y siempre estaré agradecido por su gran ayuda en mi entrenamiento auditivo.

   Pero hoy todo es más sencillo, por obra y gracia de la tecnología digital del celular inteligente, aparato bendito que se ha convertido en parte esencial de casi todos los aspectos de nuestra vida diaria.

Aplicaciones para afinar guitarra

Aplicaciones para todo

   Cuando el celular apareció allá por el año de 1980, no tenía otra función más que la de hacer llamadas, y nada cambió hasta el año 2000, año en el que su evolución se dio a pasos agigantados. Quién diría que al día de hoy el celular se convertiría en una herramienta multiuso, prácticamente hace de todo, y sus aplicaciones van desde herramientas para viajes (mapas, buscadores de hoteles, vuelos), hasta aplicaciones banales para tener citas románticas, y en el caso de la guitarra, con una gran variedad de aplicaciones que emulan muy bien a los afinadores profesionales.

   Esto es especialmente útil no sólo para un guitarrista en proceso de aprendizaje, sino también para todo guitarrista que necesita afinar su instrumento en cualquier momento y lugar.   

   Para mí ha sido un gran alivio tener un afinador en el celular, porque yo suelo olvidarme de mis cosas al viajar con la guitarra, he llegado a perder púas, y capotrastes, una vez hasta dejé olvidado mi viejo afinador electrónico en casa de un amigo. Sin embargo, ¿cuándo he olvidado el celular?, ¡jamás!, a ese lo tengo adherido como garrapata a perro los 365 días del año.

   Conseguir estas aplicaciones para el celular es tan sencillo como hacer clic sobre este enlace, en donde encontrarás buenas alternativas para conseguir el afinador de guitarra que más se acomode a tus necesidades, porque si ya tienes un nivel intermedio, debes de saber que existen infinitas formas de afinar una guitarra, desde la afinación estándar, las abiertas, las drop, la DADGAD, o las que imagines.

   En mi caso, yo uso en el celular el afinador cromático, que me permite afinar la guitarra en Re abierta, mi afinación preferida, pero sabes, lo más divertido de todo es que puedo usarla en mi casa, o en esos viajes en las que comparto momentos agradables junto a mis compañeros de viajes, lo que a veces dicen: "Oye, ¿cómo haces eso? ¡suena genial!"

Ahora cuéntame estimado lector, ¿cómo afinas tu guitarra? Déjame tu respuesta en los comentarios.

Un saludo. 😊✋


Compartir:

2 comentarios:

  1. Lo bueno de los afinadores es que solo se necesita descargar. Después no necesitas estar conectado a internet para que funcione.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, y además ecológicos, porque normalmente los afinadores electrónicos necesitan constantemente unas pilas AA, ¿qué aplicación tienes usas para tu guitarra?

      Eliminar

Suscripción Aquí

Soy parte de

Hispanic Travel Bloggers