Huacho: Hospitalidad a través de la comida

Plaza de Armas de Huacho

   Luego de conocer un poco de la historia milenaria de Huacho, siempre es bueno mimarse y disfrutar de los placeres que ofrece la ciudad. Y que mejor forma de alegrar el espíritu humano que complaciendo al estómago con un típico desayuno huachano. Muy sabroso y energético, pero algo pesado, especialmente para los que comen como gatito, ¡presente aquí!

   Yo me crié en Paramonga, y por su cercanía a Huacho (a sólo una hora en bus), era normal tener en los mercados a las inconfundibles salchichas huachanas a plena disposición. Recuerdo aquellos años escolares, cuando para el lonche (un pequeño refrigerio entre el almuerzo y la cena) mi madre preparaba con la salchicha una especie de tortilla que mis hermanos y yo comíamos vorazmente con pan y café.

   Hacía muchos años que no sentía aquel nostálgico sabor, que volví a sentir en nuestro desayuno de esa mañana, salchichas y café en la conocida y tradicional panadería y pastelería La Estrella, ubicada en pleno centro de la ciudad de Huacho. Para mí el mejor lugar para probar esta muestra de la creatividad culinaria huachana. Por cierto, no sabía que esta salchicha tiene orígenes chinos, japoneses y peruanos. Una feliz mezcla de culturas que han convertido al Perú en un destino gastronómico de fama mundial.

   ¡Oh! ¡no sabes como disfruté aquella mañana! Fue un reencuentro entre mis papilas gustativas y el potente sabor de la salchicha, que en éste lugar la sirven acompañada de chicharrón, camote, tamal de Huaura, relleno, café y su generoso vaso de jugo de frutas. Con un desayuno así, ya para qué almorzar.

salchicha huachana
Desayuno contundente para mis "estándares felinos"

Ya no soy el mismo, y tú tampoco si vas
   
   Y bueno, para bajar semejante cantidad de comida matutina ¿adónde podríamos ir para hacer la digestión tranquilamente como león del Serengueti? La respuesta estaba a unos 7 kilómetros al este de la ciudad de Huacho.

   Yendo en auto por un camino afirmado y algo accidentado se puede llegar a la Laguna La Encantada. ¡Pero qué curioso nombre! Al llegar, pensé que esta laguna fue bautizada así por la cautivante belleza natural que posee, ¡y sí que es un bello lugar eh! pero luego me dijeron que el nombre es debido a una leyenda sobre una hermosa mujer, que según dicen los lugareños, habita en las profundidades de La Encantada. Afirman que ella seduce a los hombres, haciéndolos nadar perdidamente hacia la parte más honda, donde terminan ahogándose. 

   Bueno, yo no tengo ojos para otra mujer, ya que soy un hombre comprometido... con mi guitarra. Además no iba a entrar a la laguna porque nadie quiso unirse al chapoteo cual patito. Un detalle de la leyenda es que aquella mujer sólo sale de noche y cuando hay luna llena. Así que tranquilidad estimado lector, nadie te jalará del pie cuando nades... eso espero.

   Esta laguna, que para mí es más como un oasis porque sus aguas emergen de las profundidades sobre un paisaje desértico, posee abundante vegetación, especialmente extensos totorales que son el hábitat de insectos y algunas aves. Lamentablemente nos contaron que en La Encantada años atrás poseía una mayor cantidad de aves acuáticas como patos y parihuanas (flamencos), pero por la constante concurrencia de gente y la contaminación, estas aves migraron para nunca más volver. Hoy sólo algunas valientes aves pueden verse nadando en sus tranquilas aguas.

   Antes de irnos, un amigo huachano nos dijo que el viajero que visita esta laguna ya no regresa igual, "esta laguna te cambia amigo", me aseguró. Y le creí. Porque al final si pude meterme en la laguna, no nadé pero remojé los pies entre algunos pececillos. Lo curioso es que yo estaba con una fuerte gripe en aquel momento, y créeme que después de laguna La Encantada, todo rastro del virus desapareció. Estaba tan sano que era capaz de hacer gárgaras con cremolada.


La Laguna La Encantada, aún se pueden ver variedad de aves

Laguna La Encantada Huacho
La encantadora laguna La Encantada

¡Hay tanto amor en Huacho!

   ¡Hora del almuerzo! y la hospitalidad huachana otra vez se manifestó a través de su comida. Es como si quisieran engreírte a base de manjares, llenándote de placer tras placer. El lugar del engreimiento fue en el restaurante campestre El Fundo Palmira, donde tuvimos el honor de almorzar en compañía del mismísimo dueño del restaurante. Sonriente señor que siempre ofrece a sus clientes una buena carapulcra servida en mate como cortesía.

   La carta es variada, pero aquella tarde el plato de fondo fue (mejor no leas esto si eres vegano), lechón al palo, que al igual que el chancho al palo, tiene tres partes diferenciadas. La dorada y crujiente piel cual galleta, la suave lonja, y la jugosa y tierna carne que llegué a disfrutar casi a un nivel orgásmico. 
 En este buen restaurante campestre además ofrecen refrescantes bebidas de aguaymanto, tumbo y la embriagante chicha de jora.

   En Huacho también abundan las cevicherías. Las mejores son las que están cerca al Malecón Rocca, como la cevichería La Isla. Lugar donde el día anterior disfrutamos de un exuberante plato que contenía un fresco ceviche, chicharrón de calamar y arroz con mariscos que no logré terminar porque era una porción "huachanamente" generosa.

Lechón al palo en El Fundo Palmira Huacho
¡Asu mare! ya sé adonde ir cuando regrese a Huacho

Datos extra                    
                     
   Lo mío no son las iglesias, pueden tener interesantes historias y una bella arquitectura pero me aburren un poco, pero si a ti te interesa sumergirte en su místico ambiente, te recomiendo visitar la Catedral San Bartolomé de Huacho, ubicada en plena plaza de armas. El guiado por la catedral es muy detallado, las personas que trabajan allí lo hacen con mucha dedicación, eso es notorio.

   Puertas talladas, imágenes, pinturas religiosas, altares ostentosos y lo mejor, el campanario, desde donde se tiene una vista diferente de la plaza y los demás edificios antiguos de la zona. ¡Aquella subida si que la disfruté! siempre me emocionan las alturas. Para mí la mejor parte del guiado. Si quieres más información entra AQUÍ.

   ¿Se te antoja unos picarones? ¿Te imaginas unos tradicionales picarones pero con mieles de frutas? Sí, toda una locura probar estos inventos de La Gringuita, señora que prepara unos riquísimos picarones a los cuales puedes embadurnar con la común miel de higo, o ser más aventurero y pedir uno con miel de fresa o maracuyá. Ella tiene su local en la terminal de buses de Huacho. Obligatorio probar.

   ¿No sabes dónde alojarte? pues te recomiendo un lugar sobrio y cómodo: el hostal Paradisse. Buen hospedaje para descansar luego de un agitado día por Huacho, tiene camas muy confortables, televisión por cable, agua caliente y wi-fi en la recepción.

En la Laguna La Encantada, genial compartir con buenos amigos y blogueros de viaje

 Si deseas más información de circuitos turísticos en Huacho - Huaura visita: Turismo Huacho Perú y sigue todas las novedades turísticas de la provincia usando la etiqueta #HuachoMilenario en todas tus redes sociales.

   Un agradecimiento especial a la Municipalidad Provincial de Huaura, a la Cámara De Empresarios Y Promotores Turísticos (CEPTUR), al Club de Turismo Waman Katax, a la señora Gladys Calderón Mejía coordinadora del blogtrip, y a la enérgica Lourdes Chuquipiondo del blog PlaceOk

* Los blogueros: Lourdes y Nicky de PlaceOk, Rafael de Viagem Primata, Cecilia y Mae de La Cueva de Domínguez, Isabel de Rumbos y la gran Indira de Viaja por Perú.

Compartir:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscríbete :)

Soy parte de

Hispanic Travel Bloggers