Viajar con tu pareja, la mejor prueba


Mi anillo quedó en el recuerdo

   Relaciones humanas. Aquellas acciones propias de nuestra gregaria especie que nos permiten convivir pacíficamente una al lado de otra. Parece algo sencillo, pero nosotros, los impredecibles seres humanos, siempre hacemos todo más complicado. Nos cuesta relacionarnos pacíficamente con nuestros semejantes. A veces es difícil dar el brazo a torcer cuando chocan en nuestras caras otras formas de pensar o extrañas costumbres.

   Quizá frente a un vecino, un amigo o un extraño se puedan presentar muchas diferencias y hasta dolorosas peleas por temas sensibles o sobre cosas banales y sin importancia. Pero esas situaciones no se comparan en complejidad y dificultad cuando la persona que está frente a ti es tu pareja, ¡sí! aquel ser que te hace sentir, no maripositas, sino gigantescas mariposas azules en el estómago

   Ya todos sabemos que en estos tiempos que corren, las relaciones de pareja duran cada vez menos. Miles de jóvenes parejas con la libido de un conejo eléctrico e ilusionadas con una relación de cuento de hadas, casi siempre terminan en dramáticas y furiosas peleas a los pocos meses o años. Lo lamentable es que muchas veces hay hijos en el fulgor de la "batalla".

   Felizmente hoy existen "salvavidas", como la de los consejeros de pareja, psicólogos, psiquiatras o los miles de libros de autoayuda con otros miles de consejos para que una relación de pareja pueda tener algo de éxito. 

   Tal vez algunos puntos en aquellos libros sean útiles para todos, pero hay un problema: cada persona es única. Cada persona es un mundo como dicen, y si juntamos dos mundos por conocer, resolver estos problemas se volverá más difícil que bañar al gato, y no hay libro o loquero que pueda salvarnos.

"Espacio publicitario"

   ¿Preocupado(a)? ¿tienes una relación de pareja, pero no te atreves a dar el siguiente paso? ¿recién andas saliendo con él/ella? No te preocupes, yo tengo la solución para que sepas si durarás con tu pareja o no, y así ahorres tiempo, peleas, lágrimas y dinero. 
   Por sólo 99.99 rublos, yo te doy la "solución". Llame ahora, ¡llame ya!... ¡espera! ¡es broma! bueno, ahora sí hablemos en serio. 

   La respuesta a estas cuestiones es simple: ¡viajen juntos! Pero una aclaración, no vale ir en onda de viaje de placer, con hotel 5 estrellas, palmeras, cruceros, daiquiris y agua de coco frente a una paradisíaca playa ¡no! Mi idea es un viaje de mínimo tres meses de duración junto a tu galán o tu diosa encarnada, pero en plan "mochilero".

   Viajar esa cantidad de tiempo y con un presupuesto limitado les obligará a ser ahorrativos y a solucionar problemas en equipo. Salvo que él o ella sea multimillonario(a), tendrás que cambiar la idea de que un viaje largo es puro placer y bonitos días con puras sonrisas de comercial turístico, porque no lo será y te diré por qué.

Mejor que convivir sedentariamente
   
   Viajar mínimo por tres meses con tu pareja es igual que convivir bajo un mismo techo, pero más barato y más efectivo. 

   Es más barato porque no tienes que pagar alquiler, ni los servicios (agua, luz, gas, teléfono, TV por cable, Internet), tus gastos sólo serán por hospedajes (los más económicos), comida y transporte (vale hacer dedo).

   Es más efectivo, porque en ese corto periodo de tiempo, podrán verse la cara casi las 24 horas del día y saldrán muchas más cosas a relucir en la personalidad de tu pareja que en un año de convivencia sedentaria. ¿Y por qué? fácil, es naturaleza humana en acción, que aflorarán más seguido que en la seguridad de un estable nido.

   Recuerden que el viaje tiene que ser onda mochilera austera, así que no tendrán la mejor cama, ni los mejores baños, ni mucha privacidad, ni comodidad, ni el mejor transporte, ni la mejor comida, aunque el dinero en el caso de la comida, no determina la calidad, pues he comido en lugares baratos que tienen una sazón ¡ay papá! ¡como para chuparse los dedos! bueno ¡que me desvío del tema!

Hasta que el viaje los separe... o los una más

   Discusiones, peleas, malas caras, sordera selectiva, compañía fantasmal entre otras cosas más, se presentarán durante un largo viaje en pareja, pero de eso se trata, de mostrar la verdadera personalidad. Quizá te preguntes: Oye, pero yo soy sincero(a) y honesto(a) con mi pareja. Y es verdad, lo eres, pero en momentos de presión o de decisión durante el viaje, saldrán tal vez hasta reacciones tuyas que no esperabas.

   Además, ver la hermosa y descuidada cara de tu pareja a diario puede no ser tan glorioso. A veces querrás salir corriendo lejos de ahí.

   ¡Pero basta! no todo es tan malo, lo grandioso en un viaje con tu pareja es que, si logran solucionar y tolerar su mutua compañía, su relación se fortalecerá muchísimo ¡asegurado!

   Es un rápido aprendizaje, y eso lo sé por experiencia propia. Mis primeros días de viaje junto a mi novia fueron discusión tras discusión, pero aprendimos a calmarnos y a escuchar

   Todos tenemos cambios de humor, quizá en las mujeres sea más marcado, pero el viaje me enseñó a la fuerza, a comprender y a tolerar esas situaciones. Salimos juntos y volveremos juntos, fue nuestro lema, no podía huir simplemente o cancelar el viaje.

   Luego de varias semanas viajando, ambos aprendimos a comunicarnos a un nivel de confianza del 73.9%, no había lugar para los secretos ni para la vergüenza, no había donde además. Luego de un poco más de dos meses, la "telepatía", y la complicidad eran ya pan de cada día. Llegar a esa etapa fue lo mejor del viaje.

Reflexiones y datos finales

   Yo soy optimista, algunos dicen que un viaje largo puede romper una relación si ambos no soportan verse por tanto tiempo o si no llegan a solucionar juntos los problemas en el camino

   Para mí es la mejor forma de conocer realmente a tu "medio limón", sin embargo, habrá casos en los que un viaje en lugar de unirlos más, los separe, pero así es la vida. Al final no hay una receta mágica para salir airosos.

   Ahora te mencionaré algunas situaciones que ocurren cuando viajas con tu pareja, los conozco de primera mano, ahí te van:

- Lo bonito de viajar en pareja es que, si tienes algo que comentar durante el viaje, sea alguna emoción, una opinión o hasta una crítica, quien mejor para escuchar que tu novio(a), pero ¡alerta! si no coinciden en ese aspecto quizá haya debate, e iniciar un debate cuando andas cansado físicamente y algo sensible, puede ser "peligroso".

- Si vas a debatir sobre el lugar adonde ir, o qué hacer, o qué comer y ninguno quiere dar el brazo a torcer, caballero no más, tú como macho alfa tienes que ceder, no intentemos ganar siempre (esto va para mis congéneres machos).

- La ventaja de viajar en pareja es que si te enfermas él o ella, estará a tu lado cuidándote, aunque te pongas horrendo(a). Tú harías lo mismo ¿no? Pero si tu pareja le molesta verte enfermo y apestoso, anda pensando que quizá allí no hay futuro.

- Si es como en mi caso, habrá momentos en los que de una simple estupidez sin importancia nazca una gran discusión. Por eso lleva en tu mochila 10 kilos de paciencia y 20 de calma ¡recuérdalo!

- Sobre todos los problemas que pueden ocurrirte durante un largo viaje, la mayor felicidad es saber que no importa si estás en el peor lugar del planeta si puedes sonreír en compañía de esa persona que vibra a tu misma frecuencia.

   No puedo decirte más, sólo recomendarte: Si tienes pareja, ve y viaja por un largo periodo de forma austera. Para mí es la mejor forma de conocer a la otra persona, más aún si tienes planes serios, como vivir juntos o tener familia.

   Un último detalle en el tema, cualquier tipo de relación humana es propensa al cambio, como todo en la vida. Como dirían los budistas, todo en esta vida es impermanente, nada es eterno. Menciono esto porque mi experiencia viajera no sirvió de mucho, mi novia y yo congeniáramos muy bien, pero se presentaron otras variables en esta ecuación como la distancia, que en mi caso, no se llegó a solucionar.
   
   Ahora es tu turno, cuéntame, ¿has viajado con tu pareja alguna vez? ¿cómo fue la experiencia? ¿aún siguen juntos? o quizá tengan pensado hacerlo este año, si es así, las mejores vibras para ustedes.

Un abrazo

¡Buenas rutas en pareja! 

¡Y mucho amor! :) 


Compartir:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscríbete :)

Soy parte de

Hispanic Travel Bloggers