¿Para qué crear un blog de viajes?



   Crear un blog de viajes en español es actualmente algo muy trillado. Cada día cientos de blogs (incluido este) nacen por ahí con la esperanza de ser leídos. Incontables blogs, cual espermatozoides, en búsqueda de trascender de alguna manera, pero al final, sólo uno logra su objetivo, todos los demás "mueren" por ahí olvidados y abandonados. ¿Espermatozoides? comparación extraña ¿no?

   Han pasado varios meses desde la última vez que reflexioné sobre este temaEL PORQUÉ DE ESTE BLOG O DIARIO DE VIAJE, creado hace 3 años atrás. Hoy me doy cuenta que muchas cosas han cambiado, mi enfoque de principiante ya no es el mismo.

¿Qué motiva a alguien a crear un blog de viajes? 

   No hay una sola respuesta para esa pregunta. Muchos se inician en esta aventura tomándola como un divertido pasatiempo. Otros por ahí abren su blog porque está de "moda". Otros usan el blog sólo para presumir de los lugares de ensueño que visitaron, y algunos pocos ven en los blog de viaje una herramienta para "ponerse en vitrina" para un propósito ulterior, lo que resulta útil, pero ¿qué significa eso? Trataré de explicarlo según lo entiendo yo.

   Seas un aficionado o un profesional en blogs de viajes, a todos nos gusta tener lectores y ser notado en el mundo virtual, y por que no, en el mundo real también. La diferencia entre un aficionado y un profesional, es la popularidad.
  El primero sólo será conocido entre sus amigos, familiares y entre algún ocasional lector fantasmal. En cambio, el segundo, tendrá un público más amplio y fiel. La gente confiará en el bloguero. Son cosas que se consiguen subiendo contenido de calidad y muchas otras cosas que los gurús en blogs recomiendan.

   Pero detrás de todo consejo de viaje, bonita historia o foto espectacular, están nuestras ansias de ser conocidos, no en el sentido de ser famosetes, sino en ser visibles en este mundillo blogueril. Deseamos ser tomados en cuenta, porque deseamos compartir nuestras habilidades dentro y especialmente fuera del blog. Podemos también ofrecer nuestros conocimientos más secretos o dar algún servicio que dominemos, porque ¡vamos! con sólo escribir en este medio no se puede vivir y viajar, el blog es amor puro.

Lo más importante en un blog de viajes

   Más que las fotografías, un blog de viaje es para escribir, puede parecer obvio pero no sólo es escribir por escribir. Si quieres tener algo de éxito tienes que saber transmitir con palabras escritas lo que hay en tu cabeza a tus potenciales lectores.
   Este tema es algo complejo, porque hay diversas formas de escribir. Yo las clasificaría en 2 grandes grupos:

- La escritura práctica: Que contiene bastante información útil sobre diversos lugares (transporte, comida, alojamiento, qué ver) o consejos prácticos para el viajero (qué mochila usar, como ahorrar en un viaje, cómo hacer dedo, etc). Para esta forma de escribir no es importante trasmitir emociones al lector.

- La escritura narrativa: En la que se trata de transmitir mediante historias de viaje, las sensaciones y emociones que se vivieron durante un viaje. Mientras más detalles mejor. Aquí también pueden ir pensamientos, reflexiones y otras cosas relacionadas de algún modo a los viajes.

   Cada forma tiene su público, pues hay personas que buscan desesperadamente datos para su viaje, y también hay personas que gustan de leer historias de viajes, algo no muy común porque en la Internet, pues ya casi no leemos.

   En mi caso, el blog empezó con una escritura narrativa. En cada lugar que visité siempre había una historia que contar, aún si era ridícula. Hoy sigo escribiendo de ese modo, casi sin datos prácticos para mis contados lectores. Lo que no es bueno.

   Esta entrada por ejemplo, se inició porque antes de hablarles de estilos de escritura, era consciente de que lo más importante en un blog de viajes es VIAJAR. Sin viajes de qué vamos a escribir ¿de política? ¡oh no! ¡vade retro satana!
   Mi problema actual es ese, no estoy viajando desde hace varios meses ya. Ando planeando mi travesía soñada y me está tomando mucho tiempo llevarla a cabo.

   Sin viajes que contar, se me ocurrió hace unos días, relatar alguna anécdota personal de hace 2 décadas atrás. Como aquella vez que vi un OVNI en Paramonga. Recuerdo ese día claramente, eran tiempos de transición para esa ciudad. 
   Podía haber contado la historia fácil y brevemente, pero se me ocurrió llenarla de algunos detalles. Algo así:


-------------------------------------------------------

Paramonga 4 de abril de 1994

   Hoy cortaron otra vez el fluido eléctrico en el pueblo. Tantas veces hemos sido privados de este servicio que ya estamos acostumbrados. Lo único molesto es no tener agua, ya que las bombas en los pozos que nos abastecen necesitan energía para funcionar. 

   A pesar de la carencia, ha sido divertido salir esta soleada mañana a recolectar agua junto a mi madre, abordo de su antiguo Datsun Bluebird de 1967. Hemos buscado agua en cada caño exterior de cada casa en los alrededores, porque a veces, si tenemos suerte, la gravedad hace brotar de ellos un débil pero continuo chorro de líquido vital.

   No he podido bañarme antes de ir a mi nuevo colegio. El agua sólo alcanzó para la comida ¡No importa! me bañaré "al seco" como los gatos. Debo almorzar rápido pues quiero llegar a tiempo. No me entusiasma este horario vespertino de estudio, es pesado.

   En el colegio, no es necesaria la electricidad, no la necesitamos. Tenemos nuestros cuadernos y a nuestros sabios profesores, aunque yo dudo de las aptitudes de varios de ellos. Es sólo a partir de las 5 de la tarde que la oscuridad invade nuestras aulas. Igual no importa. A esa hora las clases son sólo un formalismo. Lo que tenemos es un despreocupado parloteo entre alumnos y profesores.

   Me gusta caminar a casa después de clases. Es agradable la luz del Sol al atardecer, todo se pinta de cálidos colores, pero necesito llegar rápido. La noche sin Luna en un pueblo sin electricidad es atemorizante. Dentro de casa me espera el acogedor ambiente familiar. Ya saboreo el pancito con mantequilla y la leche con cocoa del lonche.

   La lectura de libros y revistas bajo las luces de las lámparas de queroseno es ahora un hábito frecuente en mi familia. Siempre abrimos debates espontáneos y algo candentes sobre muchas cosas, especialmente sobre temas científicos y religiosos, aunque no somos expertos pero ¡ahí vamos! La televisión no se hace extrañar... para nada.

   El tiempo parece volar, las horas las sentimos como minutos. A mis padres y a mi hermana el sueño les venció, y ya se aprestan a dormir. Se llevaron las lámparas. Sólo mi hermano mayor y yo nos quedamos a debatir en la sala de la casa. Tenemos una vista clara de las titilantes estrellas desde el ventanal al frente de nosotros. La noche es clara y sin nubes, perfecta para perderse en ella con la imaginación.

   No puede haber situación más aterradora que ver de pronto en la oscuridad un objeto extraño cruzar la ventana. 

  ¡Oh por dios! ¡no puedo creer lo que estoy viendo! lo que al principio fue asombro se ha convertido en miedo. Un extraño, luminoso y silencioso objeto casi del tamaño de la Luna llena ha hecho su aparición lentamente sobre el despejado cielo.

   ¿Qué es eso? he visto aviones, estrellas fugaces, cometas, helicópteros pero esto es completamente diferente. Luz blanca y perfectamente redonda ¿una nave extraterrestre quizás? No soy tan valiente como para salir de la casa a seguirle el rastro. El pánico me ha paralizado...


-----------------------------------------------------

   Disculpa pero ¿qué carajo aporta el texto que acabas de pasar de largo? Fácil. Nada. Por eso lo mantuve como un borrador largo tiempo. 
   Te cuento esto porque gracias a los consejos de otros blogueros más experimentados, pude darme cuenta del abuso de historias de viaje sin sentido en mi blog. Quizá a algunos les guste, pero en general estas entradas son ignoradas olímpicamente

   No es que sea malo contar historias, pero siempre debemos de aportar alguna ayuda práctica al lector. 
     Así fue que me pregunté ¿qué escribo que sea un poquito útil sin tener viajes nuevos a la vista? Bueno, estás leyendo ahora mismo mi intento por hacer tal cosa.

Algunas palabras finales

   Si quieres crear un blog de viajes como un pasatiempo y tienes la intención de mostrarlo sólo a tus amigos para luego olvidarlo y abandonarlo, no es necesario complicarse la vida ¡hazlo como lo desees!

   Pero si lo tuyo es también un pasatiempo, que con el paso del tiempo ha demostrado ser una útil herramienta para mostrar al mundo lo bueno que eres para alguna actividad (escribir, tomar fotos, enseñar, pintar, lo que sea, ¡vamos que todo se puede relacionar con los viajes!), es momento de hacer unos cambios al blog y pensar más seriamente en potenciarlo para hacerlo más "profesional". Información sobre ese tema abunda en la Internet.

   Por mi parte, como un aficionado consciente en el potencial de este medio de comunicación, voy tratando de aprender cada día algo nuevo para aplicarlo al blog, que desde el comienzo fue y es divertido mantener, y mientras más gente se una a este proyecto, mi felicidad será mayor ja ja ja y algunos otros proyectos verán la luz pronto... ¿o no mi Guitarra Viajera?

Un abrazo a todos


Si tienes un blog de viaje, recuerda colocarlo en los comentarios, quiero conocerte :)



   
Compartir:

4 comentarios:

  1. Buen post maestro, mucha razón en lo que dices, mucha gente cree que es fácil el mundo del blogger de viajes. Muy difícil vivir de el, en mi caso lo utilizo como vitrina y si me ha dado resultados!!! un fuerte abrazo y mucha suerte en el viaje soñado que estoy seguro que pronto será una realidad!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un gusto tenerte por aquí Arturo. Y sí, mantener un blog de viajes respetable es todo un trabajo. Requiere tiempo para escribir, editar las fotos, subirlas, compartirlas en redes, saber algunas cositas de SEO y de webs ¡uf! y no se gana ni Intis con él, pero es satisfactorio cuando las personas van conociendo tus habilidades y aumentan en número, en tu caso, la fotografía profesional, fotazos las tuyas. Hay mucho potencial en los blogs, eso si.

      ¡Un abrazo viajero! y gracias por los buenos deseos :)

      Eliminar
  2. Hola Marco:

    Espero que esté yendo bien. Acabo de leer este post tuyo y me parece que has dado en el clavo. Es lo que yo también pienso. Yo no tengo un blog de viajes ni de ningún tipo todavía. Pero sí llevo con esa intención desde hace exactamente un año. En estos últimos meses, he leído muchísimos y muchísimos blogs y escuchado podcasts de viajes. En inglés y en español. Tantos que a veces creo que es contraproducente. Jaja. Quizá tú también. Bueno, el asunto es que es verdad. Si quieres tener un blog como aficionado para familia y amigos, hazlo sin miedo ni preocupaciones. Pero si quieres ir en serio, a lo profesional, pues tienes que pensar en brindarle un beneficio a tu público lector y focalizarte en una audiencia específica. Tienes que definir hacia qué tipo de público estás escribiendo. Luego de eso, ya puedes encontrar qué problemas aquejan a esa audiencia y a partir de eso puedes brindarle información práctica que los oriente, un servicio, un curso virtual, un producto de su interés, etc. Un ejemplo muy bueno es el blog que has enlazado, Inteligencia Viajera de Antonio G. Y también lo importante es viajar, conocer. También por ese motivo yo no empiezo mi blog, porque sencillamente no puedo viajar tan seguido como quisiera. Igual, aún tengo ganas y seguro lo haré. Espero empezar por nuestro país.

    Mucha suerte y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Exacto Edú! precisas tus palabras. Hacer un blog de viaje profesional requiere todo un "estudio de mercado", sino nadie se enteraría de nuestra existencia, ni nuestras madres ja ja ja, y más aún si queremos tener alguna entrada de dinero para seguir viajando.

      Espero pronto puedas unirte a esta comunidad de blogueros de viaje que cada vez mejora en calidad en el Perú, yo soy aficionado, pero puedo decirte que la mejor forma de empezar un blog es hacerlo ya, en el camino se aprende.
      Muchas gracias por comentar.

      Un abrazo

      Eliminar

Suscríbete al blog

Soy parte de

Hispanic Travel Bloggers