31 de diciembre ¿fiesta? ¡no! ¡reflexión!

   
   La percepción del tiempo es algo tan relativo, tan personal. Alguna vez leí por ahí que los científicos demostraron que a mayor edad, esta percepción puede cambiar. Ellos afirman que mientras más viejo nos hacemos, el tiempo parecerá ir cada vez más de prisa, cosas del cerebro dicen. ¡Pero vamos! que no soy anciano... aún. Pero siendo sincero, he notado que cada año que pasa parece ser más corto que el anterior, y este 2015 no ha sido la excepción.

   Al final, no hay problema que la percepción del tiempo cambie con la edad. Lo que realmente me quita el sueño, llegada esta época posnavideña, es el resumen de lo hecho durante el año que está apunto de finalizar. Cuando se realiza ese resumen y se hace el balance del año y te das cuenta de que no se llegaron a realizar todos los planes que se idearon el año anterior ¡eso desespera! ¿será que hemos desperdiciado la vida?

   Dejando de lado el pesimismo, y recordando detenidamente cada mes transcurrido, todos veremos que hemos logrado algún avance o aprendizaje hacia nuestros respectivos proyectos y planes de vida o de negocio. Por muy pequeños que parezcan, estos valen y mucho.

   En mi experiencia personal por ejemplo. Se suponía que en el 2015 iniciaría mi travesía por el Perú y Sudamérica. No ocurrió. Pero mi blog de viajes creció este año, tengo cada vez más experiencia en la redacción y el número de lectores y suscriptores aumenta considerablemente. Además he descubierto herramientas para solventar un largo viaje usando la Internet que pueden ser de ayuda.

   No viajé, pero este año por fin me deshice del terror escénico que me acompañó muchos años al momento de "cantar" y tocar la guitarra delante de desconocidos. Eso fue para mí un gran avance. Aún no perfecciono la cuestión del canto, pero creo que voy por buen camino. Hoy ese pequeño logro me hace sonreír.


(Abril 2015) Cantando y tocando la guitarra en una reunión del Couchsurfing

   Este 2015 también ha sido el año de los encuentros viajeros. Decenas de reuniones con otros viajeros mochileros, blogueros de viaje e inquietos amigos que hicieron de este año, uno de constante aprendizaje. Mucha sabiduría mochilera.

   No me puedo quejar, este año me puede parecer a primera vista como un año perdido, pues no inicié mi "travesía" planeada desde el 2014, pero creo que ha sido positivo retrasar mi salida al ruedo. Sé que para un viajero, la mayor parte de las cosas se aprenden en el camino, pero conociéndome, creo que estaba en pañales a inicios de este año como para aventurarme a  realizar un viaje de ese tipo y en solitario.

   Otra cosa que aprendí este año fue sobre un tema que parece tan obvio cuando te lo dicen: "Si quieres cambiar tu vida, no esperes cambiarla haciendo lo mismo". Desde adolescente escuché esas palabras de mi padre, parece tan fácil aplicarlas, pero nunca lo hice. Las malas costumbres tardan en cambiarse, y si no damos el primer paso, por pequeño que sea este, pasarán los años y seguiremos en el mismo punto. Quejándonos de la vida.

   ¿Quieres aprender a tocar guitarra y a cantar, aunque te critiquen o te tiren tomates? ¡hazlo ya!, ¿quieres abrir un blog de viaje, pero no te animas porque quieres que todo te salga perfecto? ¡hazlo ya!, ¿quieres viajar por tu país pero no tienes dinero ni para irte a la esquina? ¡hazlo ya! Quizás algunas cosas no las puedas realizar ahora mismo, pero si hacemos algo concreto para dirigirnos poco a poco hacia esa meta, lo lograremos. ¡Lo demás se aprende mientras te "diviertes"!

(30 diciembre 2015) Misma camiseta, pero "brindando" con mis perros :D

   Bueno, este 2016, me encontrará mejor preparado para realizar mi tan anhelado viaje. Aún me falta mucho por aprender y experimentar, pero hacia allá voy. Además sé que me irá genial, pues me vienen bien los años pares. Supersticiones mías.

   ¿Y tú amigo lector? muchas cosas ganaremos este año que viene y algunas veces valiosas cosas perderemos -eso yo lo sé- pero mientras tengamos un rumbo hacia adonde ir con entusiasmo y convicción, la sonrisa se nos quedará en el rostro. 

   Les deseo un gran y estupendo año, con muchos viajes, proyectos realizados, y porque no, mucho AMOR.

<<<<  ¡FELIZ AÑO 2016 VIAJEROS!  >>>>


PD: ¿Cuáles son tus metas para el 2016? Cuéntamelas en los comentarios. Un abrazo.


Compartir:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscríbete :)

Soy parte de

Hispanic Travel Bloggers