Yo me quedo a vivir en Amazonas

Kuelap Amazonas
  Todas las fotos CLD. Mapa de lugares de interés al final.

   Era vergonzosa mi visión del país antes del largo viaje que hice junto a mi novia el 2010. Antes yo era uno de esos peruanos que veía en Lima la totalidad del Perú, "¿para qué salir de la capital si aquí hay de todo y de mejor calidad?" pensaba, ¡uf! era un completo ignorante y cerrado hombre de ciudad, ciego ante la vastedad de mi país y sus diversas maravillas.

   Hoy soy consciente que viajar abre la mente, y mejor aún si se hace con un presupuesto limitado, porque te obliga a conocer el lugar a tu manera y sin la burbuja que ofrecen los operadores turísticos, que a veces provocan que te aísles del lugar y de la gente. Por eso, nada mejor como llegar a un pueblo o ciudad y estar completamente perdido ¡que rico!

   El departamento de Amazonas, al norte del Perú, siempre fue para mí sólo un nombre. No tenía las más mínima idea de lo qué podría haber allí, ni siquiera sabía cuál era su capital ¡de lo que me estaba perdiendo! Hoy Amazonas, es uno de mis lugares preferidos del Perú, tanto que no sería una mala idea pasarme a vivir un tiempo por allá. 

   ¡Amigos! ¡me enamoré perdidamente de Amazonas! y no sé ustedes pero con tanta belleza natural y riqueza cultural, cualquier persona puede, no caer, sino elevarse ante sus encantos. He aquí los motivos por los que volvería y volveré pronto.

Chachapoyas, entre la montaña y la selva

   O Chacha, como le llaman también, es el nombre de la capital del departamento de Amazonas, y su ciudad más importante. Enclavada en una región montañosa salpicada con toques selváticos, tiene cierta similitud con el Cusco, por las callecitas estrechas y empedradas, casonas con tejados y balcones de madera, pero Chachapoyas es mucho más pequeña y tranquila, sin tantos turistas que abarroten sus calles. Además su gente, amable a su estilo, me hizo sentir como en casa.

   Lo peculiar de Chachapoyas es que en ciertas zonas, la geografía puede confundir un poco, pues a veces pareciera una típica zona andina, pero metros más allá puede asemejarse a un rincón de la selva alta, fue interesante ver esos rápidos cambios mientras recorríamos los alrededores.

Chachapoyas, Amazonas, Perú
Chachapoyas, bonita ciudad

Chachapoyas
Callecitas de Chachapoyas

La fortaleza de Kuélap y los enigmáticos chachapoya 

   La extensa fortaleza construida con bloques de piedra en lo alto de una estratégica montaña es una de las más reconocidas señales que dejaron los chachapoyas, misteriosa civilización preinca que habitó gran parte del departamento de Amazonas y algunas zonas de Cajamarca. Los actuales chachapoyanos nos contaron varias historias acerca del origen de este pueblo.

   Unos dicen que llegaron de la selva, otros que vinieron del norte, otros afirman que el origen de los chachapoyas es un total misterio. Algunos dicen que en las crónicas antiguas se los describe como gente de tez blanca ¿tez blanca? ummm quizá eso explicaría los peculiares rasgos de la gente de la zona, muy diferentes al de otros peruanos, pero bueno, dejaré ese tema a los arqueólogos y antropólogos.

   La característica arquitectónica principal de los chachapoyas son las construcciones de forma circular. Ellas son abundantes en Kuélap y en otras zonas de influencia chachapoya. En Kuélap por ejemplo, pudimos ver muchas de estas habitaciones que además están decoradas sobriamente con altorrelieves de animales, y frisos geométricos.

   Llegar hasta la cima donde se encuentra esta fortaleza fue fácil para nosotros. Sólo tuvimos que partir desde Chachapoyas en un colectivo hasta el poblado de Nuevo Tingo, y de allí en auto hasta la entrada a la zona arqueológica. Algunos hacen el ascenso a pie desde Tingo por un sendero, pero nosotros lo hicimos al regreso, unos 9 kilómetros aproximadamente.

La fortaleza de Kuelap a lo lejos

Kuelap
Flaco pero feliz en tierra chachapoya

Kuelap
Altorrelieves en la piedras

Kuelap
Casi todas las habitaciones son circulares

Kuelap
Detalle de los frisos

Kuelap Amazonas Peru
Vista desde Kuelap, sitio estratégico, unos genios

   Todo pareció ir bien en nuestro paseo por Kuélap, al ir sin tour, teníamos todo el tiempo del mundo. Fue así que pasamos horas tomando fotos, divisando el paisaje ¡vegetando en mutua compañía! Pero dieron las 3 de la tarde y tuvimos que volver. El sendero de 9 kilómetros nos esperaba. Pero el clima nos tenía una sorpresa. A mitad de camino, nos sorprendió una lluvia que jamás había visto en mi costeña vida.

   Yo vivo en Lima, y allí jamás llueve, así que ya imaginarás lo sorprendido que estuve ese día, caía más agua que en mi ducha. Mi novia originaria de la lluviosa Bretaña francesa, no estuvo muy feliz, yo en cambio, sonreía de alegría. Empapado y bailando feliz.

   Quizá la única molestia fue el camino transformado en lodazal, algo peligroso para andar, pero improvisamos rompiendo algunas ramas de eucalipto para usarlas de bastones y problema solucionado. 

   La sonrisa sin embargo, desapareció al escuchar los primero truenos, y cada vez más cerca, estábamos en lo alto de la montaña que tenía pocos árboles, éramos lo más alto sobre el terreno. Tuvimos que refugiarnos en unos arbustos y hacernos bolita (posición fetal) mientras la tormenta eléctrica pasaba sobre nuestras cabezas. Toda una experiencia "extrema" y "mortal".

Mojado y sucio pero sensual con mi bastón de eucalipto :D

Gocta, ¿una de las caídas de agua mas altas del mundo?

   Yo siempre aconsejo que cuando lleguen a un lugar vayan directo a la oficina de información turística o la municipalidad para obtener todos los detalles de los lugares de interés en la zona. Es bueno hacerlo porque allí sólo te dan la información, y no te venden nada. A diferencia de algunos operadores turísticos que al consultarles nos trataban de vender el tour a Gocta con el gancho de estar llevándonos a la tercera catarata más alta del mundo.

   No sé si Gocta sea la tercera, cuarta, quinta o lo que sea, para nosotros era sólo una escusa para caminar y pasarla bien. Llegar a ella es super sencillo. Nosotros tomamos las combis que parten de Chachapoyas hacia Pedro Ruiz, y nos bajamos a mitad de la ruta, justo en la señal que indica a los visitantes por dónde se debe iniciar la agotadora caminata. Unos 11.5 kilómetros de puro ascenso.

Camino a Gocta
Aquí te bajas

   Como buenos caminantes que somos, ni se nos movió el peinado al ver los casi 12 kilómetros que nos faltaban, sabíamos que íbamos a caminar, y mucho, pero por fortuna nos cruzamos con un fotógrafo que iba en una mototaxi rumbo a Cocachimba (un caserío en donde se encuentra el puesto de control para entrar a Gocta) para hacer un reportaje, él amablemente nos dio un aventón, y nos ahorramos 5 kilómetros.

   Luego de Cocachimba, sólo hay un estrecho sendero, mas o menos señalizado hacia la catarata, llena de ascensos, ascensos y más ascensos. Una recomendación: Descansen muy bien el día anterior y desayunen muy bien antes de partir, porque no es una ruta para principiantes. Si no eres deportista, sufrirás un poquito.

Camino a Gocta
¿Por aquí debo de ir? ah no, yo renuncio

   Desde Cocachimba ya se puede divisar la catarata de Gocta, y aún desde esa distancia se ve impresionante. Es bueno tener el objetivo a la vista, a mí me sirvió de motivación para seguir caminando cuando mi voluntad se resquebrajaba. Otro consejo: Si tu compañera de viajes tiene hábitos alimenticios diferentes a los tuyos, no trates de seguir su ritmo tratando de ser caballero ¡enflaquecerás, como yo! Mi novia sólo comía contundentemente por la noche, pasando por alto el almuerzo y desayunando ligeramente. Fue un milagro que no haya "muerto de hambre" en los casi 3 meses de viaje junto a ella.

Gocta
Gocta cada vez mas cercana

catarata Gocta
... y más y más cerca

Gocta
... y horas después... ¡llegamos!

   En Gocta me sentí pequeño, e insignificante, pero también conectado y feliz. El fuerte golpeteo del agua contra las rocas, y la atmósfera llena de pequeñas gotitas de agua suspendidas en el aire, todo enmarcado dentro de un selvático paisaje, es, es... cómo decirlo ¡como un hermoso sueño! Un sueño que por fortuna tuve la suerte de compartirlo con una persona especial.

   Habían otros grupos que llegaban y se iban, pero nosotros teníamos todo el tiempo del mundo, es lo bueno de ir por cuenta propia. También nos dimos un refrescante chapuzón en las heladas aguas del Cocahuayco y algunas otras cositas, pero el lugar comenzó a ponerse oscuro. Así que fue tiempo de volver y recorrer los 12 kilómetros de regreso completos esta vez, pues nadie nos recogió en la ruta. Pero fue mejor así, porque mientras regresábamos por el camino, un dulce olor a caña nos condujo hacia una pequeña fábrica artesanal de panela. 

   Sólo pasamos por ahí, curioseando, pero la gente del lugar, amable como ninguna hasta ese momento, nos hizo todo un "paseo turístico" gratis por sus instalaciones, y hasta nos dieron muestras de panela de cortesía. Teníamos en nuestras manos tanta panela como para recorrer Gocta 3 veces, pero era demasiado empalagoso, pero igual ¡gracias amigos!

Cocachimba Amazonas
En la pequeña fábrica artesanal de panela

Leymebamba, Mi Lugar de Ensueño

   Dicen Leymebamba y mi corazón empieza a latir más fuerte ¡oh que lugar! quizá no haya cataratas o algún volcán activo o alguna otra cosa fuera de lo común, pero lo que cautiva allí, por lo menos a mí, fue el hermoso paisaje que transmite una tranquilidad indescriptible. Fue en Leymebamba donde pude sentir que la "frecuencia" del lugar combinaba perfectamente con la mía. Era como si este lugar me estuviese llamando para quedarme, aún sin saber qué podría hacer yo allí.

   Fue aquí también donde pude ver los famosos bosques de niebla, que se forman en las cimas de las montañas, que constantemente están cubiertas por una densa nubosidad, aunque fue preocupante cuando los lugareños nos contaron que por causa de la deforestación estos bosques están desapareciendo lentamente. 

   Una lástima que hagamos esto sin ser conscientes de que esta acción nos va a perjudicar directamente, ya que estos bosques captan el agua de la niebla y la traen hacia nosotros en forma de riachuelos. Agua que después es utilizada para beber o regar los campos. Felizmente también hay buenas noticias, pues ya se están tomando medidas correctivas para detener la depredación.

Leymebamba Amazonas Peru
Leymebamba

Leymebamba
Leymebamba desde otro ángulo :D

Bosque de Niebla Leymebamba
Bosque de Niebla

   Pero no hay lugar perfecto, me encanta Leymebamba y sus verdes montañas y campos, pero me gustaría trasladar este lugar más cerca a la costa pues yo sin mar no puedo vivir, bueno quizá exagero. Sabes, sería genial si hubiese una combinación entre ese campo y el mar ¿habrá algún lugar así en el mundo?

La Congona

   A unas 4 horas de caminata en subida desde Leymebamba (sólo de ida) y tanteando la ruta, se encuentra un lugar donde es posible encontrar ruinas chachapoyas por doquier. La Congona, lugar donde me sentí como un arqueólogo a punto de descubrir alguna maravilla desconocida cubierta por la densa vegetación.

   Sentimiento que no sólo era imaginación mía, ya que aquel día, mientras caminábamos hacia La Cogona, nos encontramos con una señora que nos dijo que apenas el día anterior un grupo de "científicos" extranjeros había descubierto varias momias en una de estás ruinas perdidas entre la maleza, pero bueno no teníamos intenciones de hacernos famosos hallando algo escondido por ahí, además ya estábamos con la lengua afuera. 

   La ruta a La Congona es un poco difícil por lo abrupto del sendero pero como todo en Amazonas ¡vale la pena el esfuerzo! En Amazonas siempre hay algo interesante que ver y climas cambiantes que soportar. Aquel día iniciamos la caminata con lluvia, llegamos con sol y terminamos con lluvia extrema y de noche.

Escarabajo en La Congona Amazonas
Escarabajo Rinoceronte

La Congona Amazonas
Paisaje camino a la Congona

La Congona
Ruinas chachapoyas

La Congona
¡Miren descubrí una ruina ignota! :D

   Como detalle curioso, te contaré que rumbo a la Congona y en medio de los húmedos campos pude observar la casita de mis sueños ¡si aquella la de la foto de abajo! ummm con un poco de pintura, alguna remodelación, quedaría perfecta. Llovía en aquel momento pero ¡no importaba! Vivir rodeado de tanta naturaleza es un sueño que llevo alimentando año tras año. Incluso me parece un buen lugar para criar un hijo si algún día sucediera tal acontecimiento. Amazonas te tengo en mi corazón.

Camino a La Congona Amazonas
"Mi casa" :D

Camino a La Congona Amazonas
Cuando llueve aquí, todo se moja, hasta estos amorosos perritos

Camino a La Congona Amazonas
... sólo queda colocarse el impermeable y continuar... ¡feliz!

   ¿Tiene algo que envidiar Amazonas del Cusco? pues no ¡nada que envidiar! Amazonas es lo suficientemente interesante como para convertirse en un lugar tan famoso como Cusco, Puno o Arequipa, aunque sentimientos contradictorios se agitan en mí, porque me gustaría que más gente se animase a conocer estas deslumbrantes y misteriosas tierras, pero tampoco quisiera que esto se llene de turistas por todo lado... ¡aaah! no lo sé, quizá yo sea un poco huraño, pero igual:
 ¡Anímate a visitar Amazonas!

   ¡Olvidaba! Amazonas tiene otros lugares interesantes por conocer y a los que no fui, como la Laguna de los Cóndores o los Sarcófagos de Karajía, pero bueno, si quieres ir a los lugares que he descrito arriba, puedes hacerlo por tu cuenta, sólo pide información a la cálida y amable gente de Amazonas.
   Sólo ten un poco de cuidado en La Congona, llegar a ella es un poco difícil pero si te pierdes lo disfrutarás igual ¡broma! con precaución siempre.

Gracias por llegar hasta aquí. Un abrazo

Mapa de ubicación de todos los lugares de interés que fui

   Recuerda seguirme en Facebook, Instagram y Twitter, los enlaces están en los botones de arriba (PC) y abajo (Móvil)

Compartir:

2 comentarios:

  1. Recién leo esta entrada y me resulta muy interesante. siempre quise ir a Amazonas y conocer la selva. Ahora estoy más animado, aunque tengo que confesar que aún no estoy preparado para ir. Pero muy descriptiva tu crónica para poder llegar a estos lugares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tocayo! ¡Un honor tenerte por aquí! que bueno que te haya parecido interesante la entrada sobre Amazonas. Y sabes, si hoy si me preguntaran en qué lugar del mundo me gustaría alguna vez establecerme, pues sin dudar respondería LEYMEBAMBA :D

      Anímate a darte una vuelta por el norte, es un lugar especial. o si no ¡vamos pues! ¡con las guitarras! :D

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

Únete al guitarreo :)