El Centro de Lima, Iglesias, Conventos y más Iglesias... y una Cruz

   Información al final

   Sólo había pasado una semana desde la caminata que hice al Morro Solar y ahora estaba otra vez con la gente entusiasta del Couchsurfing en un paseo por el Centro de Lima. 
   Esta vez fuimos un grupo de 7 personas, que fueron llegando poco a poco al lugar de reunión escogido unos días atrás, la Iglesia de Las Nazarenas.

   La Iglesia de Las Nazarenas es conocida por albergar a la imagen del Señor de Los Milagros, una de las principales muestras de fe católica en el Perú, y cada año en octubre, la venerada imagen es llevada en procesión por las principales calles del Centro de Lima repletas de fieles, que son fácilmente reconocidos por llevar túnicas de color morado.

   Mientras esperábamos a las demás personas del grupo, decidí tomar algunas fotos de Las Nazarenas, sé que en Lima abundan las iglesias y me gusta mucho su arquitectura, sus detalles y su historia, pero no soy muy aficionado a ellas por lo que representan y aunque respeto las creencias de las personas, disculparán mi poco entusiasmo al hablar del tema.

Iglesia de Las Nazarenas

Dentro de Las Nazarenas, estaban en plena misa

   40 minutos después y el grupo ya estaba casi completo, decidimos iniciar el pequeño tour en la Plaza Mayor de Lima, era domingo por la mañana y todo estaba demasiado tranquilo, las calles extrañamente desiertas me llamaron la atención pues yo las recordaba bastante caóticas. El Jirón Ica, por donde fuimos, ya no era una calle para el transito de los autos, ahora era una zona peatonal, una excelente idea para alejar el estrés del centro y poder apreciarlo mejor.

Una de la calles que cruzan el Jirón Ica

Una casona por el Jirón Ica

Teatro Municipal de Lima

   Y en Lima no puede faltar una iglesia cada 100 metros, quizá exagero, escuché más adelante a un guía decir que antiguamente a Lima la llamaban la Jerusalén de América, y con toda razón, porque por donde la mires siempre verás algo que te recuerda la gran influencia que tuvo y aún mantiene la iglesia Católica en el Peú, para bien o para mal, pero bueno, la iglesia que ahora veía era la de San Agustín que posee una extraña y complicada fachada ¡tiene tantos pequeños e interesantes detalles que casi me vuelvo loco!

Iglesia San Agustín

Muchos pequeños detalles

Otra vez la iglesia San Agustín :D

   Continuando por el Jirón Ica, llegamos a unas de las calles más conocidas y concurridas del Centro de Lima, el Jirón de La Unión, que increíblemente a esa hora, estaba habitado sólo por "cuatro gatos".
   Esta calle la he recorrido muchas veces, es perfecta para ir de compras porque está llena de tiendas, restaurantes, cines, galerías y tantos otros comercios disputándose la atención de la gente, siempre me ha parecido una calle estresante. La arquitectura de la zona es antigua pero se pierde entre tanta agitación. Quizás mis demás compañeros pensaban lo mismo porque pasamos velozmente hacia la Plaza Mayor.

El Jirón de La Unión

   Bueno, también fuimos con algo de premura a la Plaza Mayor porque nos esperaba otro miembro del Couchsurfing para completar el grupo, una chica canadiense que andaba ya un tiempo por el Perú. Llegamos a la plaza y ella todavía no llegaba, así que visitamos la Catedral de Lima para pasar el tiempo. 
   Dentro de la catedral estaban en plena misa, la daba el Cardenal Juan Luis Cipriani y también habían muchos turistas tomando fotos. 
   Para mí, lo resaltante de este lugar fueron los grandes balcones de madera tallada del Arzobispado de Lima ¡hermosos!

Plaza Mayor de Lima

La Catedral de Lima, al fondo el Cerro San Cristóbal

Dentro de la catedral, al fondo el Cardenal Cipriani 

Detalle de la fachada de la catedral

Balcones del Arzobispado

Arzobispado y Catedral de Lima respectivamente en la imagen

   Salimos de la catedral con rumbo a la Estación de Desamparados, antigua estación de tren diseñada al estilo "francés" pero que no logramos visitar porque Ariane, la chica de Canadá, ya estaba por llegar y nos esperaba en la fuente que está en la Plaza Mayor.


A la izquierda parte del Palacio de Gobierno, al fondo la Estación de Desamparados

Ese ángel antes era de oro según un guía

La Fuente de la Plaza Mayor

   Ya completos y listos, iniciamos el recorrido con más tranquilidad y Daniel sugirió ir al Convento de Santo Domingo, a mí no me gustó mucho la idea porque significaba ver mas iglesias y además había que pagar y recorrerlo con un guía, no tengo nada en contra de los guías pero no me gusta seguir su apresurado ritmo, pero cuando Daniel dijo que íbamos a subir a la torre del convento al final del tour, entonces mi interés subió al 100%.

Una calle en el centro

Reloj no marques las horas porque voy a enloquecer... ♪

      Entré al convento resignado a tener que soportar el aburrido recorrido con historias de santos y santas, no soy creyente y por ratos me sentí arrepentido por la decisión, pero al empezar el recorrido y escuchar lo que nos contaba el guía, mi desgano cambió a sorpresa, especialmente al saber que una parte del techo del convento, que era de madera meticulosamente tallada, tenía más de 300 años sin ser restaurado y se veía como hecha ayer ¡impresionante!

El guía explicando sobre el mural de 300 años también

Dentro del Convento de Santo Domingo

Todo muy bien conservado

Santo Domingo otra vez, es que está bonito

Mi objetivo ¡la torre!

   Otra parte de interés fue la biblioteca, el olor a humedad y a libros viejos me hacía recordar la pequeña biblioteca de mi padre en Paramonga, con la diferencia de que aquí habían libros muy antiguos.
   El lugar estaba oscuro y no se podían tomar fotografías con flash, así que ¡cuidado con eso!

   Luego el guía nos hizo bajar por unas estrechas escaleras hacia la tumba de Santa Rosa de Lima, esta mujer tiene una muy controversial historia según mi punto de vista y aunque dicen que ayudó a mucha gente pobre, no comparto algunas de las cosas que ella hacía, como infligirse castigos, eso no es sano mentalmente, ella necesitaba ayuda psicológica ¡una lástima!... pero bueno, mejor guardo mis comentarios.


Biblioteca del convento

Es un milagro que se conserve por la humedad

Tumba de Santa Rosa de Lima

Aquí está enterrada la santa

   Hasta que llegó el momento esperado, subir a la torre, el guía nos dijo que antiguamente esta era mucho más alta pero fue destruida por el terremoto que afectó Lima en 1746. La que íbamos a subir ahora era una reconstrucción que tuvo lugar en el año de 1766 por el Virrey Manuel Amat y Juniet.

   Subir por esos escalones de madera fue un poco peligroso para un impaciente como yo, pero fue emocionante llegar a la cima, se tiene una bonita vista del Centro de Lima. 
   Tomé algunas fotos y después pude disfrutar viendo el horizonte, me encanta mirar desde las alturas.

Camino a la torre vimos la Iglesia de Santo Domingo

Panorámica de Lima desde la torre

Lima

Por el lado oeste de la torre

La Catedral al fondo

Rostro de felicidad, eso creo :D

Una rosa en el convento

   El sol ya hacía su trabajo y a varios del grupo les estaba dando mucha hambre, por lo que fuimos a comer algo, pasamos fugazmente por la Plaza San Martín, sólo nos detuvo un pollo bailador de la pollería... ¡no! si quieren propaganda que paguen :D

¡Polllea pollo pollea!

Monumento a José de San Martín en la Plaza que lleva su nombre

   Regresamos a la Plaza Mayor luego del almuerzo y tomamos un tour guiado hasta el Cerro San Cristóbal. Las combis que ofrecen este tour al cerro no cesan de pasar toda la mañana y tarde por la plaza.
   Ya en la combi, pasamos al otro lado del río Rímac y mientras lo hacíamos el guía nos contaba que antiguamente en ese río había camarones ¿camarones? difícil de creer viendo el actual estado que tiene, El Río Hablador, espero que en el futuro, quizá mis nietos, puedan tener un río limpio, estoy seguro que las próximas generaciones serán más conscientes que nosotros. 
   Luego pasamos por el Distrito del Rímac, es también una zona antigua con mucha historia, pero es notoria la pobreza y peligrosidad de sus calles.
   No tomé fotos ni allí ni durante el ascenso al cerro porque, por sugerencia del guía, no era buena idea abrir las ventanas del micro por los robos.
   La calma llegó en la cima del cerro y ver lo grande y desértica que es la ciudad de Lima. Me sentía rodeado pero a salvo.
   Y como no podía faltar, el Cerro San Cristóbal también es un lugar de culto para la fe católica, pues en la cima hay una enorme cruz, que se aprecia mejor de noche, porque brilla con potentes luces, siendo ésta un símbolo de la ciudad de Lima.

Panorámica de Lima Norte desde el Cerro San Cristóbal

Lima es un desierto, no lo olvidemos

¿Polución o niebla? hagan sus apuestas

La Cruz en la cima del San Cristóbal

'O sole mio

Una flor para colorear la tarde

De derecha a izquierda, Daniel, Cynthia, Janet, Ariane y yo, todos buena onda (gracias Daniel por la foto)

Información:

   El tour por el Convento de Santo Domingo dura unos 40 minutos y cuesta sólo 7 soles, las visitas son todos los días a partir de las 9:30am, mas información AQUÍ 
   En la Plaza Mayor de Lima, hay diversos buses que a 5 soles te llevan hasta el Cerro San Cristóbal y una vez en la cima puedes quedarte el tiempo que quieras siempre hay buses de vuelta, pero recuerda siempre conservar el boleto sino no los podrás abordar.
   Si quieres tomar fotos en la Catedral de Lima por tu cuenta, recuerda ser discreto, te pueden llamar la atención.
   No preocupes tanto por la seguridad, en el centro mismo todo es relativamente seguro, pero mejor si vas en grupo.
   Desde la Plaza Mayor también hay tours al Morro Solar a sólo 10 soles.


Compartir:

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. jejejeje gracias, estuvo muy entretenido la visita al centro, la pasé genial, me quedé con ganas de bailar con el pollo XD
      Saludos

      Eliminar

Suscríbete al blog

Soy parte de

Hispanic Travel Bloggers